Las noticias

Guindos: “El BCE es independiente frente a los gobiernos y a los ‘lobbies”

“No ponemos nuestra política monetaria en una torre de marfil”. Así se ha defendido el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, de la falta de “proporcionalidad” que el Constitucional alemán atribuye a la institución a la hora de lanzar su programa de compra de deuda pública. “Nosotros sopesamos los efectos de nuestras acciones constantemente”, ha afirmado Guindos en una comparecencia en el Parlamento Europeo. Tras recordar que el BCE está bajo la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la UE, Guindos ha sostenido que el BCE es “independiente” frente a “los gobiernos y los lobbies”.

El vicepresidente del BCE ha comparecido en la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara dos días después del vendaval que supuso la sentencia del Constitucional alemán. Este enmendaba la plana al TJUE e instaba al Bundesbank a retirarse de los programas de compra de deuda pública lanzados por Mario Draghi si la institución que preside Christine Lagarde no demuestra que actuó con proporcionalidad al lanzar ese plan.

Guindos afirmó que la institución “toma nota” del fallo de Karlsruhe. Y como ya hizo el Consejo de Gobierno del BCE en el comunicado que emitió el pasado martes, Guindos afirmó que está bajo la jurisdicción del TJUE y “rinde cuentas” al Parlamento Europeo. “Estamos siempre abiertos a colaborar y cooperar”, afirmó el vicepresidente en una comparecencia por videoconferencia. “No hay muchos más bancos centrales más transparentes que nosotros”, remachó.

En cualquier caso, Guindos sostuvo que la acción del BCE está guiada por dos principios fijados en los Tratados: la estabilidad de precios y la independencia “frente a los gobiernos y los lobbies”. “Y vamos a usar todos los instrumentos a nuestra disposición”, advirtió el banquero.

Cumplimiento del mandato

Aunque consideró que no le corresponde valorar la sentencia de Karlsruhe, el vicepresidente del BCE respondió a las preguntas de los eurodiputados y se refirió a la “proporcionalidad” de las medidas de la institución. “No ponemos nuestra política monetaria en una torre de marfil. Cuando tomamos nuestras decisiones de política monetaria miramos sus interacciones con otros instrumentos políticos como la política fiscal o las reformas estructurales”, sostuvo Guindos, quien añadió que, a continuación, tienen en cuenta los “efectos derivados” de sus políticas. “Estamos continuamente evaluando la proporcionalidad de nuestras acciones y sus efectos secundarios”, agregó.

La sentencia del Constitucional alemán puso en cuestión el programa lanzado por Draghi, que entre 2015 y 2020 supuso la compra de bonos soberanos por 2,8 billones de euros. El grueso de las adquisiciones, sin embargo, se realizaron entre 2015 y 2018. “Tomaremos todas las medidas necesarias para cumplir con nuestro mandato. Es la mayor contribución por nuestra parte para la estabilidad de precios y el bienestar de la ciudadanía europea”, sostuvo Guindos.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply