Las noticias

Grifols le coge gusto a la deuda para expandirse

Los inversores recibieron el pasado viernes 17 el anuncio de la enésima compra de Grifols con recelos. Sus acciones se rebajaron contundentemente en las primeras horas y se recuperaron todavía con más fuerza después, en una muestra del ambivalente sentir que despertaba la compra de Biotest por unos 2.000 millones de euros. La operación va en la línea de aumentar el volumen de negocio en el segmento del plasma, pero también da muestras de cierta impotencia en el laboratorio catalán: su incapacidad para rebajar en un continuo rally de adquisiciones su endeudamiento, situado en junio en los 6.475 millones de euros y que se disparará por encima de los 9.000 millones una vez se cierre la operación.

Seguir leyendo

Leave a Reply