Las noticias

Francia llevará a 20 personas a juicio por los atentados en París de 2015

El ex primer ministro británico David Cameron y el entonces presidente francés François Hollande delante de la sala Bataclan, uno de los objetivos de los atentados yihadistas del 13 de noviembre de 2015 en París.El ex primer ministro británico David Cameron y el entonces presidente francés François Hollande delante de la sala Bataclan, uno de los objetivos de los atentados yihadistas del 13 de noviembre de 2015 en París./ TWITTER (Europa Press)

Se ha tardado casi cinco años en instruir el caso, la investigación suma un millón de páginas repartidas en 472 tomos y la lista de acusaciones y cargos ocupa otras 348 páginas, pero todo está ya listo para llevar a juicio a 20 personas imputadas por los atentados del 13 de noviembre de 2015 en la sala de conciertos Bataclan y otros bares y localidades de París que dejaron 130 muertos y cientos de heridos, según ha anunciado este lunes la fiscalía antiterrorista de la capital francesa.

Entre los 20 imputados figura ostensiblemente Salah Abdeslam, el único superviviente de la célula que atacó París y, desde entonces, el yihadista más conocido de Europa. El franco-belga, de 30 años y encarcelado desde que fue capturado en Bruselas en marzo de 2016, está inculpado por cinco cargos, entre ellos por pertenencia a una organización terrorista y por asesinatos en banda organizada en relación con un acto terrorista, detalló la fiscalía. Desde su arresto, Abdeslam se ha negado reiteradamente a hablar ante los investigadores. Tampoco lo hizo en el primer juicio celebrado en su contra, hace dos años en Bruselas, por su implicación también en los atentados en la capital belga el 22 de marzo de 2016, que dejaron otros 32 muertos.

Además de Abdeslam, otros diez acusados también aguardan en la cárcel la celebración de un juicio que todavía no tiene fecha pero que ya se prevé monumental: 1.765 personas físicas y morales se han constituido en acusación particular. Otros tres imputados permanecen bajo control judicial, indicó la fiscalía antiterrorista.

Los seis acusados restantes siguen desde 2015 con orden de busca y captura, aunque se sospecha que al menos varios de ellos han muerto, recuerda Efe. Es el caso de los hermanos Fabien y Jean-Michel Clain, imputados como cómplices, y el cerebro de los ataques, Osama Atar, considerado un emir del Estado Islámico y que actuaba bajo el nombre de guerra de Abou Ahmed. El yihadista de origen belga, también acusado de haber organizado los atentados en el metro y aeropuerto de Bruselas que el 22 de marzo de 2016 dejaron otros 32 muertos, ha sido imputado por los cinco jueces instructores de los atentados de París como dirigente de organización terrorista, además de varios cargos de cómplice de los ataques. Aunque nunca ha sido detenido ni ubicado, los servicios de inteligencia creen que ha muerto, al igual que los hermanos Clain.

En la lista de imputados publicada este lunes por la fiscalía antiterrorista figuran también varios presuntos miembros de la célula yihadista franco-belga que actuó el 22-M en Bruselas acusados, entre otros, de complicidad en asesinato de banda terrorista. Se trata de Sofien Ayari, Osama Krayem, Mohamed Abrini y Mohamed Bakkali.

Los ataques contra la sala Bataclan, las terrazas de París y el Estadio de Francia la noche del 13 de noviembre de 2015 son, hasta la fecha, el atentado yihadista más sangriento que ha sufrido Francia. El pasado 11 de marzo, el presidente Emmanuel Macron conmemoró junto a los Reyes de España el Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo que el mandatario galo ha convertido este año además en una jornada nacional en Francia para recordar a las víctimas de París y a todas las de actos terroristas dentro y fuera de su territorio. En su discurso, sostuvo que los yihadistas como Abdeslam y todos los responsables de otros atentados han fallado en su objetivo final. “Esperaban dividirnos y solo nos han unido. Querían sembrar el miedo y solo han recogido nuestra determinación (…) No renunciaremos a nada, sobre todo a reír, a cantar, a pensar, a amar, no renunciaremos a las terrazas ni a la salsa de concierto o las fiestas de verano, no renunciaremos a la libertad de creer o de no creer, a la libertad de pensar, de decir, dibujar o de blasfemar, no renunciaremos a la igualdad entre mujeres y hombres (…) no renunciaremos a nada, porque nuestros hijos, nuestros amigos, nuestros conciudadanos han caído por ello”, afirmó Macron.

Leave a Reply