Lo último

Firouzja amarga a Europa y pone a EEUU en la final

Gari Kaspárov, capitán de la selección europea, tiene desde hoy un motivo más para augurar un gran futuro al iraní Alireza Firouzja, de 16 años, quien, con una impresionante victoria sobre el armenio Levón Aronián, ha impedido que, tras batir a EEUU (2,5-1,5) en la 9ª ronda, Europa ganase a Resto del Mundo (2-2) en la 10ª. Los americanos han doblegado a China, cuyo primer puesto le da ventaja en la final del domingo de la Copa de Naciones FIDE, que se juega en Chess.com.

Se esperaba que el punto débil del equipo estadounidense fuera el tablero femenino, porque sus dos jugadoras, Irina Krush y Anna Zatonskih, son claramente inferiores en teoría a las chinas, Yifán Hou y Wenjun Ju, y a las europeas, Anna Muzychuk y Nana Dzagnidze. Ganar a Europa en el encuentro entre ambos hubiera dado el pasaporte a la final a EEUU, que partía con un punto más en la jornada de hoy, pero Krush perdió ante Dzagnidze mientras sus compatriotas Nakamura, Caruana y So firmaban empates con Vachier-Lagrave, Aronián y Giri, respectivamente.

Ese resultado cambiaba las tornas -Europa tenía ahora un punto más que los norteamericanos- y obligaba a EEUU a batir a la todopoderosa China y esperar al mismo tiempo que sus rivales en la lucha por el segundo puesto no ganasen a Resto del Mundo (o a empatar y que Europa perdiese). Y las cosas empezaron bien para el equipo de Fabiano Caruana, quien masacró a Hao Wang rápidamente.

Justo en ese momento, Krush omitió un golpe que le hubiera dado gran ventaja frente a la campeona del mundo, Ju, quien luego tuvo que conformarse con el empate. Para entonces, Vachier-Lagrave había hecho tablas con el azerbaiyano Teimur Radyábov, y se había firmado otro empate en el encuentro femenino Dzagnidze (Europa)-Saduakásova (Resto del Mundo), lo que producía un momento de máxima emoción, porque el polaco Jan Duda ganaba al egipcio Bassem Amin: Europa empataba (2-2) con Resto del Mundo, lo que obligaba a EEUU a batir a China, y eso parecía muy difícil porque Nakamura estaba perdido ante Ding.

Los focos giraron entonces hacia un joven que llama la atención cada día, pero por razones ajenas a la lucha por las dos primeras plazas. El impresionante iraní Alireza Firouzja, quien se había impuesto en la 9ª ronda con las piezas negras de manera inapelable -y, como siempre, arriesgando- a uno de los más duros de la élite, el ruso Serguéi Kariakin, subcampeón del mundo en 2016. No contento con ello, el persa, de 16 años, dio otro repaso a continuación, nada menos que al armenio Levón Aronián (7º del mundo en partidas lentas y 8º en rápidas), para terminar su actuación en el segundo tablero de resto del Mundo con 5,5 en diez partidas (tres victorias, dos derrotas y cinco empates). Y eso dejaba a Europa vendida, en manos de terceros.

Ahí llegó la noticia decisiva, donde menos se esperaba. El estadounidense Wesley So, invicto pero sin mucho brillo hasta ese instante (4,5 de 7 en el tercer tablero) provocaba un error en el movimiento 37 del impresionante Yangyi Yu, el jugador más eficaz del torneo, con 6,5 de 8. EEUU tumbaba así a China y lograba el segundo puesto con los mismos puntos de equipo que Europa (el primer sistema de desempate son los puntos en todas las partidas jugadas) para enfrentarse otra vez a los asiáticos en la final del domingo.

En ella, un empate (2-2) daría el oro a China por haber ganado la liga a doble vuelta. Gran parte de las probabilidades del equipo estadounidense van a depender otra vez de lo que Irina Krush pueda hacer frente a la campeona del mundo o -aún más difícil- contra la número uno indiscutible, Yifán Hou.

Ha sido un día pésimo para Kaspárov, un personaje de película y uno de los campeones más brillantes en la historia de todos los deportes, para quien los grandes retos son la principal justificación de su vida. Nacido en Azerbaiyán, ciudadano ruso con pasaporte croata, escapado a Nueva York por miedo a que lo asesinasen por ser un feroz opositor a Putin, aceptó la capitanía de Europa con el único objetivo válido para él en cualquier tipo de competición: el primer puesto. Pero un mozalbete iraní cuyos resultados a los 16 años recuerdan a los del propio Kaspárov le ha amargado el fin de semana.

Resultados (completos aquí).-

Ronda 9: Resto del Mundo 2 – Rusia 2; EEUU 1,5 – Europa 2,5; India 1,5 – China 2,5.

Ronda 10: Rusia 2,5 – India 1,5; China 1,5 – EEUU 2,5; Europa 2 – Resto del Mundo 2.

Clasificación final de la liga a doble vuelta:China 17 puntos de equipo (25,5) individuales); 2º EEUU 13 (22); 3º Europa 13 (21,5); 4º Rusia 8 (19); 5º India 5 (17,5); 6º Resto del Mundo 4 (14,5).

La final se disputa este domingo a las 16.00 (hora peninsular española), 11.00 en Buenos Aires, 09.00 en Bogotá y Ciudad de México.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply