Lo último

Fin a las barreras ‘antituristas’ en pueblos costeros de la Comunidad Valenciana

Se blindaron de una posible afluencia masiva de turistas con motivo de la Semana Santa en pleno confinamiento por el estado de alarma a golpe de bloques de hormigón. Ahora una orden expresa de la delegación del gobierno en la Comunidad Valenciana les obliga a desblindar sus accesos en un plazo récord retirando las barreras antituristas.

Dos municipios turísticos: Peñíscola, en la costa norte de la provincia de Castellón, y Xeraco, al sureste de Valencia, recibieron este jueves a primera hora de la tarde una misiva de la delegación del Gobierno instándoles a retirar las vallas y barreras en un margen de cinco horas.

En su comunicado, la delegación se dirige a sendos ayuntamientos, “los únicos que han cortado unilateralmente las calles” –explican a EL PAÍS fuentes de la institución tras conocer por un informe de la Guardia Civil que se han instalado vallas y bloques de hormigón en la vía pública “que impiden el libre acceso” a cada una de las localidades. Unas restricciones que, indica, “no están contempladas por el Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por Covid-19”.

La delegada, Gloria Calero, rogaba a los dos consistorios a su “inmediata retirada antes de las 20 horas del día de hoy [por este jueves], lo que será comprobado por la Guardia Civil”. De no ser así, adviertía, formularía “el correspondiente requerimiento de cumplimiento de la legalidad y posterior impugnación ante la jurisdicción contencioso-administrativa, sin perjuicio de su remisión a la fiscalía”.

Sorprendidos y molestos con la orden “y con las formas”, desde el Ayuntamiento de Peñíscola su alcalde, Andrés Martínez, pide que se reconsidere la orden dictada porque no han hecho sino “cumplir las medidas contenidas en el Real Decreto”. En la localidad, las barreras instaladas desde el pasado 30 de marzo siguen en pie. Explican que por una cuestión de logística no pueden retirar estos elementos en pocas horas porque se requiere de una maquinaria especial, pero el motivo principal para no hacerlo es que la delegación del Gobierno, esgrime el alcalde, alude en su prohibición a una situación que, considera, “no es real”. “Solo hemos cortado cinco accesos secundarios, desde donde redirigimos a la gente a los accesos principales, que están abiertos, pero controlados por la Guardia Civil y la policía”, apunta el regidor.

Martínez rebate el primero de los argumentos esgrimidos por la delegación del Gobierno, que alegaba que la entrada y salida de vecinos a la población no estaba garantizada. “Hay que decir que esto no es cierto. La entrada y salida de vehículos puede hacerse por la CV-141 y por la carretera Peñíscola-Benicarló”, explica. También muestra su desacuerdo con el segundo argumento, que indica que esta medida incumple el real decreto que regula el estado de alarma: “Por lo que respecta a las medidas de confinamiento, hemos sido uno de los ayuntamientos que ha velado desde el minuto uno para que nuestros vecinos no se contagien”.

“Esto es lo que vamos a contestar, esperando que la delegación del gobierno rectifique el escrito y mantenga esta situación actual de confinamiento con bloques de hormigón y vallas”, señala Andrés Martínez.

Desde el consistorio instan a que se piense en la situación de Peñíscola, una población de apenas 8.000 habitantes empadronados que en una Semana Santa llega a recibir a 80.000 turistas. “Si no rectificaran, Peñíscola tendrá cinco accesos sin control para cuyo control necesitaríamos al menos 30 agentes más”, lamenta, al tiempo que incide en lo que puede ocurrir en el próximo puente de mayo.

El aviso vecinal alertando de la presencia de desplazamientos a segundas residencias se ha convertido en otra de las medidas para medir la eficacia del aislamiento en este municipio costero. “Ayer sólo recibimos seis avisos de gente alertando de la presencia de gente de otros municipios en sus urbanizaciones y bloques de apartamentos”, señalan. A la espera de una respuesta oficial, que ansían llegue a lo largo de este viernes, Peñíscola sigue con su blindaje.

Leave a Reply