Las noticias

Fernando Simón se ha convertido, meme a meme, en un icono pop de internet

El epidemiólogo Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, comparece a diario ante los medios de comunicación para informar acerca de los esfuerzos para contener la pandemia de Covid-19. Sus ruedas de prensa, en las que a menudo tiene que dar malas noticias, no son solo objeto de análisis y crítica: en los últimos días se han convertido en material de memes que expresan hacia Simón una admiración comparable a la de cualquier celebridad.

Por ejemplo, Christian Flores, autor de Velaske, ¿yo soi guapa?, le ha dedicado su último vídeo musical. La canción de Flores, titulada Fernando TKM, se presenta como una parodia de una balada romántica, en la que el cantante asegura querer dormir acurrucado entre las cejas del epidemiólogo. El vídeo se ha reproducido más de 600.000 veces en Twitter desde el pasado martes y también está publicado en Instagram y YouTube.

Flores cuenta a Verne que estos días está haciendo vídeos musicales rápidos para sus redes y decidió dedicarle uno a Simón. Este creador audiovisual explica que lo que le atrae del personaje es su perfil cercano al de una persona corriente: “Es un canto a una persona que parece normal y que está haciendo un trabajo que me parece muy difícil”. Y lo hace “expresando dudas” y dejando claro cuándo no tiene información suficiente para contestar a cualquier pregunta.

Flores no hizo su vídeo para seguir esta tendencia en redes de hacer memes sobre el portavoz, aunque los conoce: “Me flipan”. Estos mensajes que parecen casi de amor incondicional se comparten desde hace días en Twitter e Instagram. Son mensajes de admiración exagerados y en tono de humor, con referencias a algunos gestos del epidemiólogo, como cuando le dio un ataque de tos en plena comparecencia y aclaró que había sido por haber comido una almendra poco antes. También hay menciones a la confianza que inspira a los autores de estos tuits.

Esta admiración es, sobre todo, un meme. Es probable que sea sincera, pero se usa como material para mensajes de humor bienintencionado. Y, desde luego, no es universal: Simón ha recibido elogios, ha protagonizado montajes y también ha sido y es objeto de críticas por su papel durante la pandemia. Por citar un ejemplo, este jueves ha sido muy criticada su decisión de no hacer públicos los nombres de los expertos que asesoran al Gobierno en la desescalada. Ni siquiera los gestos más cotidianos, como el de la almendra, se han librado de interpretaciones negativas.

El propio Flores cuenta que algunos de sus seguidores le hicieron llegar algunas de estas críticas después de publicar el vídeo, sobre todo en referencia al episodio de Excalibur: Simón también era responsable de Emergencias Sanitarias durante la crisis del ébola de 2014, cuando se decidió sacrificar a Excalibur, el perro de Teresa Romero, enfermera contagiada de la enfermedad.

El lenguaje de los fans también se usa en política

Algunos de estos tuits y cuentas usan la palabra stan. Este otro meme viene de una canción de Eminem del año 2000, Stan, que está escrita desde el punto de vista de un fan obsesionado con el propio rapero. En redes sociales se usa a menudo para indicar una admiración casi obsesiva por una celebridad, como explica la web sobre memes Know Your Meme. La fórmula vivió su mejor momento en 2018, aunque se sigue usando de forma habitual y, a veces, como en el caso de Fernando Simón, de manera al menos parcialmente irónica. Por eso en sus descripciones pueden leerse frases como “in this account we stan Fernando Simón” (en esta cuenta nosotros stan, usado como verbo, a Fernando Simón).

El standom (término acuñado a partir de fandom) nace de la sensación de conexión y proximidad con las celebridades que genera su exposición continua en redes sociales, donde a menudo se comparten fotos y vídeos más íntimos que en medios de comunicación tradicionales. Por lo general, los famosos a los que se “stanea” son estrellas del cine y de la música. Aunque el perfil de Simón no es comparable al de un actor, desde hace unas semanas comparece a diario en medios de comunicación para hablar de la que probablemente es la información que más nos interesa y preocupa.

Un caso similar al de Simón es el del doctor Fauci, el científico que ocupa una figura similar a la del epidemiólogo español en Estados Unidos. Sus gestos intentando controlar sus emociones mientras Trump hablaba, además de sus comparecencias públicas, también han convertido su figura pública en objeto de adoración memética. Fauci cuenta con un club de fans en Facebook con más de cien mil seguidores.

Por otro lado y como recogía un artículo de The New York Times de noviembre del año pasado, cada vez es más frecuente el uso del lenguaje de los memes y de los fans a la hora de hablar de política en redes sociales. En España se vio algo parecido hace unos años, cuando la relación entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias pasó por el filtro del fanfiction -ficciones creadas por fans- y se creó Peblo, un meme en el que se romantizaban las negociaciones para formar alianzas y coaliciones.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

Leave a Reply