Las noticias

Exceltur prevé que el sector turístico cree un millón de empleos menos este año

Decenas de bañistas en la playa de Matalascañas, en Huelva, este miércoles.Decenas de bañistas en la playa de Matalascañas, en Huelva, este miércoles.María José López / Europa Press

Exceltur prevé que el sector turístico cree un millón de empleos menos este año por el impacto de la crisis del coronavirus. Una vez superado lo peor de la emergencia sanitaria, España se encamina hacia la llamada nueva normalidad. El movimiento de personas entre regiones e incluso entre países dentro de la UE cada vez está más cerca. Sin embargo, la industria turística ya ha perdido Semana Santa y el inicio del verano. Además, la temporada estival será mucho más baja que cualquier otro ejercicio por la incertidumbre que existe. Por ello, el lobby turístico revisa sus estimaciones y calcula que el sector generará 83.134 millones de euros menos en 2020, una cifra un 54% inferior que un año antes.

El negocio turístico lleva en coma los últimos tres meses. Y todavía le falta medio mes más en el que su actividad será mínima. Además del hándicap generado por la crisis sanitaria, hay que sumar la incertidumbre sobre el sector, restricciones a la movilidad y, según Exceltur, los mensajes equívocos que se han lanzado en las últimas semanas que han condicionado la demanda extranjera. “La sociedad española se juega en este envite el poder mantener más de un millón de empleos y miles de empresas en muchos destinos, que además sufren la carencia de actividades económicas alternativas, para colectivos con dificultades de empleabilidad, lo que agravaría la situación de emergencia social en lo que queda del año”, asegura Exceltur en una nota de prensa enviada este jueves.

La gran esperanza del Gobierno para sostener una industria que genera el 12,3% del PIB del país y el 12,7% del empleo era reactivar cuanto antes la demanda interna. De hecho, a partir del 21 de junio ya habrá movilidad entre provincias, por lo que puede ser el inicio de una tímida temporada de verano. Sin embargo, según los datos del INE, en 2019 los residentes en España gastaron en viajes 48.000 millones de euros y de estos solo 16.000 fueron en viajes en el extranjero. Por lo tanto, ese es el pedazo de pastel que se podría ganar este ejercicio, aunque solo la parte correspondiente al último semestre del año: 9.500 millones. Resulta una cantidad abultada, sí. El problema es que el turismo internacional gastó solo en julio casi 12.000 millones de euros.

Por tanto, en el caso de que se ganase ese turismo y que los españoles tuviesen la misma capacidad de gasto ―harto improbable―, sería insuficiente. Más si cabe con lo ya perdido desde mitad de marzo hasta final de junio: 43.460 millones de euros respecto al año anterior, según Exceltur. A esto hay que añadir el daño provocado en los bolsillos de los 1,4 millones de trabajadores afectados laboralmente (1,1 millones por ERTE y 300.000 sin empleo).

Más de la mitad de la caída del PIB

Tras la encuesta trimestral de confianza empresarial realizada por Exceltur, el lobby turístico revisa su escenario por la menor actividad prevista para este año. El impacto directo e indirecto será de 83.134 millones de euros para 2020. Esto es una caída algo menor a la estimada hace unas semanas (-92.600 millones), aunque el alivio es mínimo en un ejercicio para olvidar. La merma en la entrada de divisas también será notable: -43.000 millones.

Esta caída del turismo no es baladí y será un misil en la línea de flotación de la economía española. De hecho, el turismo explicaría más de la mitad (57%) de la caída del PIB estimada por el Banco de España. El supervisor calcula que la caída sea del -11,6%, aunque todos los organismos han ido revisando a la baja sus previsiones. Algo que podría ocurrir asimismo con las del banco según la evolución de la crisis económica.

Ante este escenario negativo para una industria tan importante en España, Exceltur insiste en reclamar un potente plan de medidas de apoyo e incluso un plan de rescate del sector por parte del Gobierno. Desde el Ministerio de Turismo se asegura que llevan semanas trabajando en ello. Exceltur asegura en su comunicado de este jueves sobre el plan: “Debe ser con fondos propios y de Bruselas para asegurar la mayor supervivencia del tejido turístico empresarial y del mejor empleo a fines de año”.

Entre las medidas reclamadas, está la extensión de los ERTE, algo que ya está sobre la mesa. También la apertura de fronteras a partir del 1 de julio con los países del espacio Schengen, así como con el Reino Unido, uno de los principales emisores de turistas a España. Entre el resto de medidas de ayuda está incrementar la dotación de la línea de crédito del ICO hasta 20.000 millones para empresas turísticas; suprimir los pagos fraccionados y adelantos mínimos del Impuesto de Sociedades relativos a 2020; introducir en la legislación de consumo una fórmula temporal y alternativa a los cuestionados bonos canjeables por el consumidor que alivie la tensión financiera o quiebras de actores turísticos; impulsar una potente y extensa campaña de comunicación; asignar un mínimo del 25% (35.000 millones) de los 140.000 millones de euros de los fondos europeos para la reconstrucción y la mitad en transferencias directas; e introducir elementos impulsores de un mayor consumo de viajes como los bonos anunciados en Italia.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Leave a Reply