Las noticias

Escrivá cifra en 3.000 millones el coste del ingreso mínimo vital

El ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, durante la sesión de control al Gobierno en el Senado.El ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, durante la sesión de control al Gobierno en el Senado.Ricardo Rubio / Europa Press

El ingreso mínimo vital costará unos 3.000 millones a las arcas públicas, según ha adelantado el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, este martes. Durante la presentación de los datos de afiliación a la Seguridad Social, el ministro ha reiterado que la norma estará lista en la segunda mitad de mayo y se ha mostrado confiado en que ya en junio podrán percibirla los primeros beneficiarios.

“En cuanto entre en vigor, podrá solicitarse”, ha señalado el ministro Escrivá. Aunque no ha dado muchas concreciones más, el titular de la Seguridad Social sí que ha apuntado que la ayuda podrá solicitarse a diferentes administraciones pese a que será la Seguridad Social quien se hará cargo del importe. Lo que no ha aclarado ha sido la cuantía que cada familia percibirá.

Desde que ha comenzado la crisis, el ingreso mínimo vital y su diseño han ocupado parte del debate público. Al principio, se especulaba con la posibilidad de que fuera una renta coyuntural destinada a los colectivos más vulnerables que quedaban fuera del resto de ayudas puestas en marcha por el Ejecutivo para amortiguar el impacto social de la crisis. Esta postura era defendida en el Gobierno por el vicepresidente segundo Pablo Iglesias y por los sindicatos fuera de la mesa del Consejo de Ministros. También estaba en esta postura el vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos.

Pero finalmente se impuso la posición del ministro de Seguridad Social, que desde el principio ha defendido que había que crear una renta estructural que corrija la ineficiente distribución de rentas que se produce en España y que informe tras informe destacan organismos internacionales como la OCDE o la Unión Europea. Con ese mismo argumento, Escrivá ha respondido este martes al rechazo que mostró la patronal CEOE a esta medida. El lunes el vicepresidente de los empresarios, Íñigo Fernández de Mesa, advertía que no debían adoptarse medidas que añadieran gasto estructural a los presupuestos. Y al día siguiente el ministro le ha respondido que precisamente por la deficiencia estructural española que se señala desde fuera, ese debía ser el carácter del Ingreso Mínimo Vital.

A los últimos detalles conocidos sobre esta renta, hay que sumar otros que se han ido conocido durante estas semanas. Uno es que la ayuda se dará a familias y no a individuos.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply