Las noticias

El vuelo de Achraf Hakimi

A Achraf Hakimi (Madrid, 21 años), la dirección deportiva del Real Madrid decidió enviarlo hace dos veranos cedido al Borussia Dortmund para que terminara de modelar sus habilidades defensivas, pero en Alemania se redescubrió como atacante. Sobre todo en el curso que se cerró este martes, con nueve goles y 10 asistencias en 45 partidos. El préstamo formaba parte de un programa de formación que ya funcionó en su día con Dani Carvajal, el futbolista al que estaba destinado a suceder en el flanco derecho de la defensa. Pero el despegue alemán le ha llevado en otra dirección. Achraf se encontraba este martes en Milán. Allí, en la sede del Comité Olímpico Italiano, se sometió a un examen médico del Inter de Milán, uno de los últimos trámites para que el Real Madrid lo venda por unos 40 millones de euros más cinco en variables.

El pasado noviembre en la fase de grupos de la Champions, el técnico interista, Antonio Conte, sufrió uno de los arrebatos atacantes del hispano-marroquí. Su equipo se fue al descanso en Dortmund ganando 0-2 y al regreso del vestuario vio cómo Achraf empataba el partido con dos goles. Conte, y el carril derecho que le prometió en su 3-5-2, fue uno de los principales factores que llevó al canterano madridista este martes a Milán. Achraf se encuentra más cómodo circulando por la banda en esas condiciones, enfilando hacia la portería contraria, que en una defensa de cuatro, donde aún afloran algunas debilidades defensivas. “Soy un lateral con alma de delantero”, decía en noviembre en una entrevista en EL PAÍS.

En Alemania ha deshecho casi todo el camino posicional que había recorrido en la Factoría blanca, adonde llegó con siete años en 2006. Entonces, en el benjamín B, destacaba como delantero. “Me tenía que haber quitado el puesto”, bromea Borja Mayoral en un documental elaborado por el Madrid para su canal de televisión. A medida que fue ascendiendo escalones en la cantera, los técnicos fueron retrasando su posición: primero al extremo derecho y después al lateral, el puesto que la planificación deportiva blanca le tenía reservado. También el lugar que ocupa habitualmente en la selección de Marruecos, aunque allí por la izquierda.

Sin embargo, Achraf, tentado también por el Manchester United y el Bayern Múnich entre otros, no quería esperar al declive de Carvajal, 28 años, aún dueño del flanco derecho de la defensa, uno de los jugadores más utilizados por Zinedine Zidane esta temporada. “Aquí ni podía ni puede sentar a Carvajal hoy por hoy. Y él quería jugar”, razonan desde Valdebebas.

Hace dos veranos, cuando escogió emigrar temporalmente a Dortmund, el empujón final también se lo dio ver que otro futbolista le cegaba el paso. El 6 de julio de 2018, el Madrid anunció la contratación de otro lateral derecho, Álvaro Odriozola, que llegó de la Real Sociedad a cambio de 30 millones de euros más variables. “Ya tenía en mente antes la posibilidad de salir, pero ese fue el plus que me dijo que tenía que salir fuera”, dijo Achraf unos meses más tarde, ya desde Dortmund.

Este martes, con Odriozola apurando desde enero una cesión poco productiva en el Bayern (apenas 160 minutos en cuatro partidos), Achraf se despidió de la ciudad alemana que le acogió entonces mediante un mensaje en su cuenta de Instagram: “Ha llegado el momento de cerrar una etapa muy bonita de mi vida. Tras dos maravillosos años, me dispongo a abandonar este club que tantas alegrías me ha dado. Desde el primer momento, el trato recibido por el club y por la ciudad ha sido increíble. Ahora sé que acerté eligiendo Dortmund como mi casa hace dos años. Quiero agradecer a todos mis compañeros de equipo, al cuerpo técnico y a todo el personal del club por el cariño y la confianza que me han brindado en todo momento. También a la maravillosa afición que nos ha apoyado de manera incondicional en cada partido. Nunca podré olvidar el Muro Amarillo (Gelbe Wand), simplemente maravilloso”.

Rumbo a Milán, mientras las espaldas de Carvajal las seguirá cubriendo de momento Odriozola, que regresará a Madrid cuando acabe la participación en la Champions del Bayern, pendiente de la vuelta de octavos contra el Chelsea, al que en la ida derrotó por 0-3 en Stamford Bridge.

En los despachos del Real Madrid comprenden los inconvenientes de retener a Achraf, en pleno despegue y con Carvajal todavía por delante. Supone una contrariedad para la planificación, pero también libera un hueco en una nómina de fichas demasiado poblada que nadie parece querer abandonar. Aunque no quieren olvidarse de él: en las negociaciones siempre ha estado la inclusión del derecho de tanteo en el acuerdo.

Leave a Reply