Deportes

El Valencia se desinfla en Tel Aviv

La defensa del Maccabi de Tel Aviv asfixió este jueves a un impotente Valencia Basket (84-72) en la segunda parte del encuentro que disputaron en Israel y le complica su objetivo de acabar la fase regular de la Euroliga entre los ocho primeros para poder repetir en el torneo la próxima edición. Con una buena circulación, el Valencia arrancó el partido cómodo y se hizo con el mando del marcador gracias a la agresividad de Louis Labeyrie. Pero el Maccabi movió el banquillo, encontró el físico para subir el listón defensivo y eso evitó que el conjunto español se escapara (14-18, m.10).

MÁS INFORMACIÓN

A Martin Hermannsson le costó que la pelota siguiera girando, el Valencia se atascó, la presencia de Derrick Williams acabó de marear al equipo y el Maccabi se puso por delante sin hacer demasiado. Un par de triples de Klemen Prepelic y el regreso de Sam Van Rossom y Bojan Dubljevic permitió a los visitantes pasar el mal trago.

La tenacidad en el rebote ofensivo del pívot montenegrino y su calidad permitió al Valencia llegar al descanso con una mínima ventaja y tras haber traspasado las malas sensaciones a su rival (33-35, m.20). Regresó el Maccabi a la pista de nuevo con una defensa muy dura en la primera línea que maniató al Valencia y que con los puntos de un inspirado Chris Jones le dio la iniciativa. Tuvo que aparecer Van Rossom para aguantar al equipo con ocho puntos seguidos.

Con el equipo de nuevo metido, Nikola Kalinic y Labeyrie se unieron a la anotación pero la presión israelí siguió desgastando al Valencia y le permitió entrar en el último parcial con una buena ventaja (62-56, m.30). La intensidad del Maccabi le permitió mantener con comodidad su dominio y ampliarlo hasta poner al Valencia contra las cuerdas (71-61, m. 35). Un tiempo muerto y el regreso de Labeyrie por un descentrado Williams dio algo de tranquilidad al Valencia pero haber perdido por completo el dominio del rebote y la sensación de estar varios escalones por debajo en el aspecto físico impidió cualquier atisbo de remontada y dejó la imagen de un equipo impotente.

Leave a Reply