Lo último

El ‘skate’ no es solo cosa de chavales

El skateboard, en el imaginario popular, es patrimonio exclusivo niños, adolescentes y estudiantes de instituto. A ellos se dirige la moda, el marketing y la cultura de este deporte urbano que tiene enganchados a miles de chicos y chicas en todo el mundo. ¿Qué sucede cuando crecen? Esa es la pregunta que dio origen en 2016 a Pop Trading Company, una firma de moda skater con sede –física y espiritual– en Ámsterdam. “Llevábamos desde 2013 distribuyendo en el Benelux marcas de skate como Palace Skateboards y Quartersnack, y pronto nos dimos cuenta de que había un hueco sin cubrir, el de los skaters de más edad. Una versión más formal y considerada de la ropa de skate”, cuenta a ICON Peter Kolks, cofundador junto a Ric Van Rest de este colectivo que acaba de colaborar con la firma de calzado Camper a través del programa de alianzas creativas Camper Together en una colección cápsula colaborativa.

La fórmula de Pop Trading Company caló rápidamente en un mercado que, como habían anticipado, reclamaba un término medio entre la moda adulta y la de skate adolescente. Lujo deportivo, pero de un modo distinto. “Nuestra idea fue hacer ropa de calidad, pero también jugar con la percepción del skateboarding en un entorno ajeno, y viceversa”, explica Kolks. “Todo el mundo tiene prejuicios y tratamos de romperlos mediante el contraste en el diseño, el márketing o las colaboraciones. También con la distribución”. Ponen un ejemplo: sus colecciones se venden en tiendas de skate como Lockwood, Supreme o Slam City Skates, pero también en templos de la moda masculina de diseño como Mr Porter, Goodhood o Waremokou (Japón).

Una maqueta de Ámsterdam sirve de escenario para mostrar uno de los modelos de Camper Together con Pop Trading Company, una nueva versión de la 'sneaker' Runner XL.Una maqueta de Ámsterdam sirve de escenario para mostrar uno de los modelos de Camper Together con Pop Trading Company, una nueva versión de la ‘sneaker’ Runner XL. Foto: Jethro Haynes

Precisamente ese amor por los contrastes es el que articula su colaboración con Camper. Tras una visita a la Zapatoteca, el archivo de calzado de la firma mallorquina, el equipo de Pop Trading Company decidió optar por un planteamiento dual. “Cuando fuimos al archivo teníamos dos ideas”, explican, “queríamos una silueta más técnica, de running, y también un diseño más casual y relajado. Así que de ahí viene la idea de rescatar el concepto Before and After, porque cuando patinábamos usábamos calzado técnico y después de patinar nos cambiábamos y nos poníamos algo más relajado para ir al bar”.

La colección cápsula incluye dos modelos, cada uno a su vez en dos combinaciones cromáticas distintas. El primero es una zapatilla apta para el skate, una versión renovada, con nuevos colores, materiales y tecnología de la sneaker Runner XL de Camper, con suela extraligera y volumen generoso. El segundo es una nueva reescritura del botín Chasis, con suela engomada y ribete de goma crepé. Los dos diseños reflejan el legado estético y técnico de Camper, pero también el equilibrio entre el deporte y la moda contemporánea de Pop Trading Company.

La nueva versión del botín Chasis, en una calla mallorquina en miniatura.La nueva versión del botín Chasis, en una calla mallorquina en miniatura. Foto: Jethro Haynes

De hecho, como muestra de lo bien que se han llevado las dos firmas, durante un tiempo limitado la tienda online de Camper permite también adquirir algunas prendas de la colección de verano de Pop Trading Company: sudaderas en tonos rotundos, camisetas con estampados tipográficos, gorras, bolsos y complementos. Moda contemporánea sin florituras, que, para sus autores, es un un reflejo de la escena de skate de Ámsterdam. “Lo más importante para el skateboarding es la arquitectura de la ciudad, porque es el paisaje en el que patinamos”, describe Kolks. “Ámsterdam es un poco más áspera y pura que otras ciudades, las calles no son tan suaves como por ejemplo en Barcelona”.

Precisamente el paisaje es el protagonista de la campaña de Camper Together con Pop Trading Company. El artista Jethro Haynes ha elaborado escenografías en miniatura que evocan los dos espacios mentales de la colaboración. “La ciudad de Ámsterdam para la sneaker de running y los exteriores de Mallorca para la más relajada”, explica Kolks. Los bodegones se fotografiaron en Londres y posteriormente entró en juego el cineasta Patrick Louwerse, que realizón dos vídeos. “Jethro y Patrick han puesto muchas semanas de trabajo porque todo es manual, stop motion y animación, es demencial, y estamos muy orgullosos del resultado”.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply