Lo último

El sector del diseño enviará un manifiesto al Gobierno para “ser parte de la solución” en la crisis del coronavirus

Por poner una imagen gráfica podríamos decir que la covid-19 es como un siniestro dominó; un gigantesco tablero en el que con un mínimo movimiento las fichas –véase, todo aquello que conformaba el mundo que conocíamos hasta hace unas semanas–, se va desplomado sin remedio delante de nuestras narices mientras apretamos los dientes sin saber qué hacer o qué decir. Sin mucho, en realidad, que hacer o decir.

Nadie está a salvo. El mundo del diseño tampoco. Pero lo que sí es cierto –por fin, un rayo de esperanza– es que el sector tiene varias bazas en su mano que le ayudarán en la recuperación cuando se abra el telón y comience de nuevo la función.

Por un lado, su transformación digital, más desarrollada que en otros sectores, que ha permitido que su locomotora no haya parado del todo y que se consolidará como una importante arma para su futuro. Por otro, que muchas ya son empresas familiares veteranas en esto de capear temporales. Y, por último, que por definición el diseño lleva en su ADN la búsqueda de soluciones eficaces a todo tipo de problemas y la creatividad por bandera, por lo que esta crisis, además de una gran estocada, será también un campo de experimentación único.

diseño español coronavirusInterior de la fábrica de Unifor, productora del italiano Grupo Molteni, que estos días está parada por la cuarentena impuesta en la lucha contra el coronavirus. | Unifor

Italia, un paso por delante

El efecto dominó es global. El diseño italiano, toda una referencia mundial y espejo en el que se mira el sector en España, se ha dado un batacazo proporcional al daño que la pandemia ha ocasionado en el país, que le ha llevado. Por poner un solo ejemplo, la crisis del coronavirus ha supuesto algo hasta ahora tan insólito como la cancelación del Salone del Mobile de Milano 2020, la cita anual más importante del sector, que el año pasado atrajo a más 370.000 visitantes de 188 países y que en 2021 cumple 60 años.

La buena noticia es que todavía hay fuerzas para volver a sacar la cabeza y que la industria se ha unido como una piña. Varias empresas, competidoras por naturaleza –B&B Italia, Bisazza, Boffi, Cappellini, Cassina, Flexform, Giorgetti, Molteni Group y Poltrona Frau– han firmado un manifiesto conjunto con un objetivo: volver a producir cuanto antes.

Ayer Italia anunció que empieza la desescalada. El horizonte se ve un poco más cercano. Aún así, con todas las fábricas cerradas, los eventos cancelados y los proyectos paralizados, todavía no se sabe cuándo se volverá a respirar una cierta normalidad. A España aún le queda seguir apretando los dientes un tiempo más. También aquí el sector cierra filas, y lanzará su propio manifiesto liderado por RED (Reunión de Empresas Españolas del Diseño) y firmado por las diez principales asociaciones sectoriales del país, que se enviará la próxima semana al Gobierno.

diseño español coronavirusLa fábrica de la firma valenciana de sillas Andreu World se encuentra a plena producción durante el confinamiento para fabricar mascarillas. En una primera remesa han repartido 12.000 en hospitales de la zona. | Andreu World

En él el sector del diseño insiste en “ser parte de la solución” y “pone a disposición del Gobierno y sus instituciones sus sistemas y procesos para trabajar conjuntamente y trazar un plan de recuperación y reconstrucción de la industria, que incidirá directamente en la recuperación económica, social y cultural”, explica Marisa Santamaría, directora de RED-AEDE. “En este tiempo de gran incertidumbre creemos que, si desarrollamos conjuntamente iniciativas de colaboración y apoyo entre instituciones y empresas, se podría agilizar la evolución positiva de un sector como el nuestro, que estaba en alza”.

La tecnología, clave

En la presentación del Estudio del ecosistema del diseño español, publicado en marzo de 2019 por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades en colaboración con el Barcelona Centre de Disseny y READ (Red Española de Asociaciones del Diseño), se decía que la transformación digital era una de las “áreas críticas en las que el diseño puede y debe jugar un papel fundamental”. Así ha sido y será: “Apoyar una transformación transmedial en todas las empresas acelerará la recuperación”, afirma Santamaría.

diseño español coronavirusExterior de la fábrica de la editoria valenciana de mobiliario exterior Gandía Blasco en 1942. Muchas de las compañían del sector son empresas familiares con experiencia en capear crisis. | Gandía Blasco

Mientras esta llega, igual que en otros sectores, la tecnología está permitiendo que los trabajos de gestión y creatividad continúen desarrollándose desde casa, al tiempo que sirve como vehículo de ideas y conocimiento. “Ahora mismo, el entorno digital está en plena expansión creativa y es un campo de pruebas excepcional”.

Festivales, exposiciones, charlas, debates o conferencias de los mejores profesionales del sector. Estos días las opciones online son infinitas. Como #Estopasará, la plataforma colaborativa de proyectos para mejorar la vida en tiempos de coronavirus que ha lanzado la Valencia World Capital Design 2022 . “RED-AEDE tiene varias iniciativas diarias, como RED flow y RED en vivo, desde Instagram y Youtube, para intercambiar ideas y debatir cómo resurgir con fuerza después de este parón. Y la plataforma de diseño Dezeen ha creado el Virtual Design Festival, que es uno de los puntos de reflexión internacionales más influyentes”, señala Santamaría.

diseño español coronavirusEn 2016, la firma de mobiliario de exterior Vondom estrenó su primera tienda en Miami. La internacionalización ha sido una de las estrategias de las empresas de diseño para salir de la crisis económica. Ahora exportan entre un 50% y un 92% de su producción. | Vondom

Lo único seguro es que no hay nada seguro

Junto a “tecnología” la “incertidumbre” es la otra palabra más recurrente en la evaluación de las consecuencias de la pandemia. El sector del mueble en España cuenta con 12.010 empresas (Dirce 2019), 94.400 trabajadores (EPA del cuarto trimestre de 2019), y alcanza una cifra de negocio anual de 5.475 millones de euros (EIE 2017). En el sector del diseño, (CNAE 471 de Diseño especializado) había en 2019 3.665 empresas, entre las que se incluye la moda textil,el calzado, las joyas y el mobiliario, entre otras. En total facturan más de mil millones de euros al año y emplean a más de 9.000 personas.

No se sabe cuántas empresas o empleos desaparecerán a causa del parón, ni a cuánto ascenderán las pérdidas, pero está claro es que cada día que pasa cuenta. “Es demasiado pronto para dar datos, dependerá de muchos factores, de momento hay que ver cuánto dura realmente. Lo que sabemos es que las empresas de RED exportan entre un 50% y un 92% de su producción, y esto, en su gran mayoría, ha quedado parado”.

Para bien o para mal, muchas de estas empresa son familiares, con varias décadas de historia, y están acostumbradas a recibir los azotes de las diferentes crisis, un aprendizaje que les ha dado muchas tablas. Santamaría recuerda la última gran transformación: “En 2008, todas evolucionaron y crecieron exportando y abriendo mercados, gracias a la calidad de los diseños y a una mejora logística sin precedentes“.

diseño español coronavirusLa empresa de mobiliario de oficina Actiú, en Castalla (Alicante), ha vuelto a la actividad tras permanecer en servicios mínimos desde el 13 de marzo. En este mes, han fabricado mamparas de protección y viseras de plástico y mascarillas para los negocios y hospitales. Un ejemplo de la capacidad de reconversión de la industria en España, donde desde fabricamntes de tapicerías de mobiliario hasta empresas de componentes de plástico de vehículos se han unido estos días en la lucha contra la covid-19. | Actiú

Otro tema será el cómo adaptarse a la vuelta, preparar al personal y las plantas de trabajo para funcionar garantizando la seguridad de sus empleados. Afortunadamente, aquí las perspectivas son mucho más optimistas, según explica Santamaría, ya que las industrias españolas han conseguido situarse en un mercado global muy competitivo “con una puesta al día rigurosa que ha permitido aportar a los espacios de fabricación y a los empleados unos protocolos de seguridad que a menudo superan los establecidos”.

Pero si hay algo positivo nos va a dejar esta pandemia es un campo de experimentación creativa para adaptarse al nuevo mundo que nos vamos a encontrar, con nuevas necesidades o nuevas reglas de marketing. “Es un contexto tan anómalo que hay que buscar nuevos parámetros, el diseño es siempre un motor del cambio, hay que confiar en la experiencia y trayectoria de los profesionales, ser muy creativos, investigar, experimentar y lanzarse a probar nuevas fórmulas”.

¿Y después? Compromiso social y calidad

Basta con asomarse cualquier tarde a las conversaciones de RED en Vivo para ver cuáles son las claves postcovid de profesionales del diseño de todo el mundo: diseño inteligente, cooperación, proactividad, sensibilidad social, bienestar de las personas, apoyo a la cultura, investigación, artesanía, sentido común o agilidad son algunas. Términos que se combinarán entre sí para dar respuestas a nuevas sensibilidades en casa y fuera de ella, y retarán a los arquitectos y a los profesionales del diseño de todas las áreas. “Las crisis siempre suponen un momento de explosión creativa, la historia es testimonio de ello. Los espacios domésticos, lúdicos, los hoteles o las oficinas estaban cambiando a mucha velocidad, al ritmo del cambio de nuestras formas de vida”, explica Santamarisa.

La reflexión en todos los ámbitos y sectores apunta a un mayor compromiso social, ecológico, con la economía local, lo artesanal y, en general, por una vuelta a las raíces. “Ahora se va a establecer una transformación sobre todo de valores, la responsabilidad social, la sostenibilidad y, por encima de todo, la calidad, van a ser primordiales para todos. Se apostará por los productos y las empresas locales de excelencia. En España esto es muy importante”.

En cuanto a las lecciones que puede aprender el sector de esto, Santamaría cree que estamos viviendo “Un cambio de modelo necesario, es tiempo de estar en red, compartir conocimiento y recursos y cooperar entre todos. Comunicarse”. Como investigadora de tendencias del diseño considera que a partir de ahora será fundamental “aunar la tradición con los avances tecnológicos, un estudio constante de la evolución del bienestar social y una recuperación de los valores esenciales para las personas”.

Leave a Reply