Las noticias

El robo de película en casa de Tamara Ecclestone tiene ya culpable

Varios robos multimillonarios en las mansiones más lujosas y vigiladas de Londres, entre ellas, la de Tamara Ecclestone, conocida por su participación en diferentes realities de televisión pero sobre todo por ser la hija del magnate de la Fórmula 1 Bernie Ecclestone, conmocionaron a la opinión pública entre 2018 y 2019. Hasta ahora no se habían conocido más detalles de los sucesos ni la identidad de los ladrones.

Un italiano ha confesado recientemente ante las autoridades judiciales británicas que se encuentra entre los autores. Se trata de Alessandro Donati, un milanés de 43 años, arrestado en Italia el pasado octubre y extraditado a Reino Unido el mes siguiente y que según su testimonio se habría compinchado para asaltar las villas con otros tres hombres de distintas nacionalidades, la mayoría detenidos en Italia. No solo atracaron la imponente mansión de los Ecclestone, sino que también entraron en la de Frank Lampard, exfutbolista y entrenador del Chelsea, entre otros. En total, ha reconocido haber sustraído dinero, joyas y otros objetos de al menos dos viviendas por valor de cerca de 30 millones de euros, según señalan los medios locales.

El robo en la casa de Ecclestone, valorada en 84 millones de euros y de 57 habitaciones, se produjo mientras ella, su esposo Jay Rutland y la hija de ambos, Sophia, de 5 años, no se encontraban en ella puesto que habían salido pocas horas antes en un vuelo privado para disfrutar de unos días de vacaciones navideñas en Laponia. Un portavoz de la familia especificó después que estaban “enfadados y conmocionados por el asunto”.

Los ladrones atravesaron el jardín trasero de la propiedad y lograron colarse dentro del edificio, que se encuentra una de las zonas más exclusivas de Londres, llamado popularmente Billionaire Row, algo como “el callejón de los multimillonarios”, donde viven también miembros de la familia real británica y donde el precio medio de una propiedad es de 40 millones de euros. También tienen residencias en la zona el sultán de Brunéi o Roman Abramóvich. La zona, en la que hay numerosas embajadas, cuenta con seguridad privada y está ubicado en una calle que tiene casetas de control de acceso.

El patrón de la fórmula 1, Bernie Ecclestone, con sus dos hijas Petra (izquierda) y Tamara.
El patrón de la fórmula 1, Bernie Ecclestone, con sus dos hijas Petra (izquierda) y Tamara.CHARLIE GRAY (CORDON PRESS)

Los ladrones consiguieron burlar todos esos controles y también la vigilancia del guardia de seguridad privado de la casa en un tiempo récord y lograron trepar una verja y atravesar el jardín trasero de la propiedad, hasta colarse dentro del exclusivo edificio. Una vez en el interior de la mansión sustrajeron joyas de todo tipo: anillos, pendientes, collares, pulseras… Entre ellas, según informaron los medios locales en su día, destacaba un brazalete de diamantes de la casa Cartier que Rutland le regaló a Ecclestone como regalo de compromiso y que está valorado en unos 100.000 euros. En su momento, se habló de un robo de 60 millones de euros, una cifra no confirmada por los propietarios. Las autoridades británicas confirmaron la sustracción de al menos 20 millones de euros entre joyas, objetos de valor y dinero en efectivo.

El abogado de Donati ha explicado a la agencia italiana de prensa Adnkronos que la banda de atracadores solo consiguió abrir una de las cuatro cajas fuertes presentes en la vivienda y que se llevaron joyas, relojes y cantidades en efectivo. También destaca que su cliente, que se encontraba en Londres para asistir a eventos relacionados con los relojes de lujo, “no era el líder de la banda” y que si es condenado cumplirá la pena en Italia, ya que esa fue una de las condiciones que puso el tribunal milanés para conceder la extradición.

La policía británica utilizó las imágenes de las cámaras de seguridad de la mansión y de las calles cercanas para identificar a los ladrones. En las cintas, los hombres aparecían huyendo en distintas direcciones con una gran bolsa de marca en la que supuestamente guardaron el botín, que nunca llegó a aparecer. Algunos medios italianos, como Il Corriere della Sera, señalan que los objetos de valor podrían haber acabado en el mercado negro en el norte de Italia y que el oro de las joyas pudo haber sido fundido en la misma zona.

Leave a Reply