Las noticias

El riesgo de quiebra hídrica de Irán: no todo es culpa del cambio climático

Este verano, a la vez que en distintas partes del mundo se registraban récords de temperatura, incendios y otros eventos extremos, en Irán murieron al menos ocho manifestantes en distintas protestas que reclamaban agua. Las movilizaciones ocurrieron principalmente en Juzestán, en el sudoeste del país, desde mediados de julio hasta las primeras semanas de agosto. Bautizadas por algunos medios opositores al sistema islámico como “el levantamiento de los sedientos”, estas protestas se extendieron a diferentes ciudades y fueron contestadas con violencia por las fuerzas de seguridad, al mismo tiempo que se endurecían las restricciones de movimiento con la excusa de la pandemia. La población que salió a la calle reivindicaba su cuota de agua, que denunció que había sido enviada de forma irregular al desierto central de Irán para abastecer a industrias y agricultura.

Seguir leyendo

Leave a Reply