Las noticias

El PSC y la candidata de la CUP ultiman un acuerdo para gobernar en Badalona

Dolors Sabater, líder de Guanyem Badalona, se perfila como nueva alcaldesa de Badalona después de que el PSC le haya retirado el veto. Los socialistas han propuesto a la candidata que apoya la CUP compartir la alcaldía y el liderazgo los tres años que restan de mandato y la coalición de izquierdas está analizando la posibilidad. “No podíamos hablar de compartir la alcaldía si no se reconocía el liderazgo de la Badalona valiente”, ha afirmado la concejal abriéndose, ahora sí, a la posibilidad de ese reparto siempre que ella sea investida alcaldesa.

La propuesta del PSC ha llegado in extremis, cuando apenas quedan 24 horas para celebrar el Pleno de investidura para sustituir al socialista Álex Pastor, que dimitió de su cargo tras ser detenido embriagado saltándose conduciendo el confinamiento. La sesión de investidura se celebra este martes de forma presencial. Xavier García Albiol, líder del PP, se postula como alcalde (11 concejales sobre 27) y la única opción para cerrarle el paso es que toda la izquierda más el edil de Junts per Catalunya (16 concejales en total) se sumen para hacer un frente común.

La negociación no está cerrada pero Sabater ha subrayado que se ha restablecido la “música” de la confianza entre las dos formaciones que aspiran a un gobierno fuerte que frente “al populismo de derechas”. “Es razonable que un reparto de alcaldía debe de tener en cuenta todo el mandato y ha pasado una parte”, ha afirmado la concejal insinuando que no está conforme con el reparto de año y año y medio.

Miquel Iceta, primer secretario del PSC, ha apuntado este mediodía que las dos formaciones se repartan la alcaldía. “Se podría plantear, pero nos quiero avanzarme. Vista la fragmentación del consistorio, no me parece un disparate. Es una propuesta a tener en cuenta”, ha afirmado. La dirección del PSC avalará la decisión que adopte la federación local del PSC de Badalona y el pacto que pueda suscribir. También volvió a insistir en su discurso de que lo que necesita la ciudad es estabilidad institucional tras los sucesivos relevos en la alcaldía y en el cartapacio municipal que se han producido desde 2018. “

Yo no hablo de resolver un pleno, sino de un gobierno estable para tres años”, ha insistido Iceta, quien rechazado la propuesta de Guanyem Badalona para que Dolors Sabater vuelva a tener la vara de mando hasta 2023 con el apoyo de los socialistas. “Esa propuesta no se corresponde al equilibrio en el consistorio”; ha dicho. Para el líder de los socialistas catalanes, ambos partidos han de apurar las negociaciones hasta el último momento con la intención de lograr “un gobierno progresista”, por lo que Iceta parecía estar descartando la posibilidad de que Rubén Guijarro vuelva a ser alcalde de nuevo con los votos de los 11 concejales del PP, tal y como le sucedió al dimitido lex Pastor en 2018 con la moción de censura que acabó con el mandato de Sabater.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply