Las noticias

El príncipe Carlos deja su aislamiento por coronavirus

El príncipe Carlos de Inglaterra muestra síntomas de mejoría tas conocerse que había dado positivo en la prueba del coronavirus. Según han explicado portavoces de palacio, el heredero al trono británico “se encuentra con buena salud y ha salido de su aislamiento después de siete días”. El positivo del príncipe se hizo público el miércoles de la semana pasada. El hijo mayor de Isabel II tiene 71 años por lo que está considerado población de riesgo.

Tras consultar con sus médicos, Carlos ha salido del aislamiento y, según sus portavoces, acudirá a ciertas reuniones telemáticas y hará ejercicio, tal y como ha recomendado el Gobierno. Por su parte, su esposa Camila ha dado negativo en la prueba. Ella sí permanecerá aislada durante toda esta semana, por si desarrolla síntomas de la enfermedad. La duquesa sigue muy involucrada con la actividad de sus fundaciones, y en concreto con las mujeres que sufren violencia machista, que en estos momentos están en una situación especialmente delicada al tener que compartir más tiempo con sus agresores.

Pocos días antes de conocerse la noticia de que el heredero había dado positivo, se supo que el príncipe Carlos y su esposa Camila, duquesa de Cornualles, se habían marchado de Londres y cerrado su mansión y a la vez oficina, Clarence House, situada muy cerca del palacio de Buckingham. El heredero y su esposa se encuentran estos días en Birkhall, en Escocia, en la residencia privada del príncipe, que tiene unos terrenos de más de 200 kilómetros cuadrados.

Mientras tanto, la reina Isabel II —que cumplirá 94 años en abril— también ha abandonado Londres junto a su esposo, Felipe de Edimburgo ,de 98. para recluirse en el castillo de Windsor, donde ya pasó largas temporadas durante su infancia para huir de la capital en la II Guerra Mundial. Allí permanece junto a un equipo de apenas ocho personas: su guardaespaldas personal y su asistente y amiga, Angela Kelly, el valido del consorte, Dave Berwick, y un cocinero, un ama de llaves, un mayordomo, un paje y el jefe de sus conductores.

Mientras tanto, el segundo en la línea de sucesión al trono, el príncipe Guillermo, está en la campiña inglesa, en Norfolk, junto a su esposa Kate Middleton y sus tres hijos, Jorge, Carlota y Luis. Siendo el más joven y el que menos riesgo tiene de enfermar de forma grave por el coronavirus, se ha quedado más cerca de Londres y con más posibilidades de volver.

La semana pasada, los tres pequeños de los duques de Cambridge se quisieron unir al homenaje diario a los sanitarios del servicio de salud del Reino Unido con una serie de aplausos a la puerta de su casa que colgaron en un vídeo de su cuenta de Instagram.

Leave a Reply