Las noticias

El pánico en el súper baja

Varias personas guardan cola para realizar la compra en un supermercado en Valencia.Varias personas guardan cola para realizar la compra en un supermercado en Valencia.Kai Försterling / EFE

La demanda de productos agrarios y de la industria alimentaria vuelve a la normalidad. Tras una fase inicial con acaparamiento compulsivo de productos básicos por la incertidumbre ante la pandemia sanitaria, las aguas están volviendo a su cauce con compras ya solo ligeramente por encima del mismo periodo de 2019.

Según los datos del Ministerio de Agricultura, en la primera semana de la declaración del estado de alarma el volumen de venta en toda la alimentación se disparó un 29,8% sobre el mismo período del año anterior destacando la compra de carnes, con una subida del 22,8%, 82% en el caso de las conservas de pescado; frutas y hortalizas transformadas un 64%; un 98% el aceite; el 50% se incrementó la demanda de leche; el 122% legumbres; un 158% el arroz; el 144% las pastas; el 146% las harinas y el 6,8% los vinos. El cordero fue la excepción con un descenso del 15%. Una semana más tarde, el conjunto de la alimentación ha bajado sus ventas a una tasa interanual de crecimiento del 10,9%. Solo la demanda de harina se mantiene disparada.

Organizaciones agrarias, industria alimentaria y la distribución coinciden en señalar que el hecho de no acaparar es una señal de la confianza de los consumidores en la capacidad de toda la cadena para ofrecer productos suficientes en volumen, calidad y precio aún en momentos punta. Desde el sector agrario se insiste, además, en que el valor estratégico del campo se ve en situaciones como la actual.

Sobre un gasto en alimentación de 103.000 millones de euros, una tercera parte corresponde a la restauración. Su cierre, según datos del secretario general de Agricultura, Fernando Miranda, ha supuesto un trasvase del consumo en volumen del 30% desde este canal a los hogares, pero solo un 12% en valor, caída que afecta especialmente a productos como jamón ibérico, lechazos o vinos caros.

A pesar del peligro de las fuertes oscilaciones de las ventas, en Agricultura están satisfechos hasta la fecha del comportamiento de los precios en origen, con discretas subidas en periodos de gran demanda y rebajas en donde se da una reducción de compras, sin que se hayan detectado desde la Agencia movimientos generales especulativos destacables. En Agricultura, ante una situación de riesgo de desabastecimiento, se ha hecho un seguimiento diario de las existencias en cada sector y destacan la previsión de la industria básica.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pincha aquí para suscribirte a la newsletter diaria sobre la pandemia

Leave a Reply