Las noticias

El mes en que Madrid aplanó la curva y descubrió el espacio

Los madrileños fueron a un parque por última vez hace un mes, el miércoles 11 de marzo. Era un día poco nublado de la primera semana de colegios cerrados por la expansión del coronavirus. Muchos padres ya se habían instalado en el teletrabajo por las precauciones de sus empresas o por las necesidades de conciliación. Ese día la afluencia a los parques subió un 24% con respecto a un día normal, casi igual que en un fin de semana, según datos de Google. A las 16 horas de aquella tarde, el Ayuntamiento decretó el cierre de las zonas verdes de las ciudades para evitar contacto social.

Ese mismo día se superaba la barrera de los 1.000 casos confirmados en la Comunidad. Los datos llegaban con retraso, por el tiempo que tardan en aparecer los síntomas y por el retraso en poder conocer los resultados de las pruebas. Tres días después, la cifra de positivos se había multiplicado por tres. El primer lunes con el estado de alarma en vigor, el 16 de marzo, los confirmados eran ya 4.165. Los fallecidos, 213, diez veces más que una semana antes.

Pacientes por coronavirus en la UCI

Estado

de alarma

Fuente: Comunidad de Madrid.

EL PAÍS

Pacientes por coronavirus en la UCI

Estado

de alarma

Fuente: Comunidad de Madrid.

EL PAÍS

Pacientes por coronavirus en la UCI

Estado

de alarma

Fuente: Comunidad de Madrid.

EL PAÍS

Desde ese día de marzo la ciudad ha sufrido una metamórfosis única e inusual. Es fácil preveer que dejará huellas en la economía; menos, saber cómo cambiará la forma de vivir el espacio público.

Ahora hemos visto que el confinamiento funciona. Los hospitales de la comunidad, tras multiplicar por tres su capacidad de camas de cuidados intensivos y trabajar al límite de sus posibilidades, empiezan a estar menos saturados. La curva de hospitalizados en UCI ha dejado de crecer y se está aplanando. El factor reproductivo R, que mide a cuántas personas contagia, de media, cada infectado, está ya por debajo de 1. La distancia social y el confinamiento han hecho que cada contagiado expanda el virus a menos de una persona.

Para llegar a este punto, hemos tenido que desaparecer de las calles. Ya la semana previa al estado de alarma. El lunes 9 de marzo fue una jornada muy parecida a los días laborables previos, pero desde esa fecha los peatones empezaron a desaparecer. Hasta el viernes 13, cuando Pedro Sánchez anunció el confinamiento. Las calles cercanas a los colegios experimentaron una caída proporcionalmente más veloz con el cierre de los centros educativos, según la información de 20 millones de señales de GPS de los móviles de cerca de 300.000 españoles recogida por Geoblink.

Movilidad peatonal

Variación del número de peatones con respecto al 24 de febrero.

Fuente: Geoblink.

EL PAÍS

Movilidad peatonal

Variación del número de peatones con respecto al 24 de febrero.

Fuente: Geoblink.

EL PAÍS

Movilidad peatonal

Variación del número de peatones con respecto al 24 de febrero.

Fuente: Geoblink.

EL PAÍS

Estos datos miden la evolución del tráfico peatonal en todas las zonas comerciales o con transporte público cercano. En Madrid la evolución ha ido por barrios: los del centro han sido los primeros en vaciarse, también por la falta de los turistas que normalmente pasean por sus calles. En cambio, zonas como Puente de Vallecas o Usera se han vaciado menos, probablemente porque allí residen más trabajadores obligados a desplazarse a diario.

Con los mismos análisis que normalmente emplea para decirnos a qué hora un local está más lleno, Google ha dibujado nuestros movimientos durante la pandemia. Es con esa información que sabemos cuándo dejamos de ir a los parques o cómo el lunes 16 y el martes 17 de marzo fuimos corriendo a los supermercados. En los últimos días, las únicas cifras en positivo eran las de los desplazamientos hacia casa. El resto, han caído un 98% de media.

Movilidad por sectores

Variación con respecto a la media de cada día.

Alimentación

Estado

de alarma

Estaciones

Residencial

Fuente: Google.

EL PAÍS

Movilidad por sectores

Variación con respecto a la media de cada día.

Alimentación

Estado

de alarma

Estaciones

Residencial

Fuente: Google.

EL PAÍS

Movilidad por sectores

Variación con respecto a la media de cada día.

Alimentación

Estado

de alarma

Estaciones

Residencial

Fuente: Google.

EL PAÍS

La carreteras de la ciudad también se han vaciado. Los niveles de congestión en hora punta de un día infrasemanal de mediados de marzo de este año se asemejan a los de la madrugada de un domingo del mismo mes de hace un año, según los datos de la aplicación TomTom. La primera consecuencia es que podemos respirar un aire más limpio -a pesar de la paradoja de que sea mejor hacerlo con mascarilla.

Movilidad de tráfico

Tráfico registrado por días.

Un día

de 00 h

a 23 h

Estado

de alarma

Fines de

semana

Fuente: TomTom.

EL PAÍS

Movilidad de tráfico

Tráfico registrado por días.

Estado

de alarma

Un día de

00 h a 23 h

Fines de

semana

Fuente: TomTom.

EL PAÍS

Movilidad de tráfico

Tráfico registrado por días.

Un día

de 00 h

a 23 h

Estado

de alarma

Fines de

semana

Fuente: TomTom.

EL PAÍS

Todavía no hay datos para conocer la disminución del número de turistas, pero las restricciones del espacio aéreo ayudan a hacerse una idea. El día 8 de marzo, entre llegadas y salidas del aeropuertos Adolfo Suárez se movieron 507 aviones. El 6 de abril, estaban programado 94. 13 llegaron a volar, el resto se cancelaron.

Tráfico aéreo

Estado

de alarma

Vuelos

programados

Vuelos

registrados

Fuente: Flightradar.

EL PAÍS

Tráfico aéreo

Estado

de alarma

Vuelos

programados

Vuelos

registrados

Fuente: Flightradar.

EL PAÍS

Tráfico aéreo

Estado

de alarma

Vuelos

programados

Vuelos

registrados

Fuente: Flightradar.

EL PAÍS

¿Y ahora qué?

La consecuencia de este mes atípico es que, de repente, hay más espacio en las calles ¿Qué haremos con él? Decenas de ciudades en la misma situación de Madrid lo están aprovechando para planear la fase final del confinamiento. La idea es permitir salir a la calle, pero no renunciar al distanciamiento social: no es lo mismo compartir con otros viandantes una acera que una avenida.

Contaminación

Niveles de NO2 registrados.

Estado

de alarma

Fuente: Comunidad de Madrid.

EL PAÍS

Contaminación

Niveles de NO2 registrados.

Estado

de alarma

Fuente: Comunidad de Madrid.

EL PAÍS

Contaminación

Niveles de NO2 registrados.

Estado

de alarma

Fuente: Comunidad de Madrid.

EL PAÍS

En Viena se han cerrado ya más de veinte calles a los coches y mientras dure la epidemia serán exclusivamente para peatones. En Estados Unidos, el país con más casos registrados y fallecidos, decenas de ciudades han cerrado avenidas a los coches, han transformado calzadas en carriles bici y han declarado gratuito el transporte público para los trabajadores de servicios esenciales. En Berlín se han lanzado dos proyectos para transformar temporalmente calzadas normales en recorridos preferentes para el ciclismo urbano. Y las bicicletas públicas, que en Madrid han sido cerradas a cal y canto, son gratis para los primeros 30 minutos. En Londres, son gratuitas para trabajadores del sector sanitario y son ya una alternativa recomendada para evitar las aglomeraciones del transporte público.

En la vuelta a la (nueva) normalidad, la búsqueda del espacio será clave. Si los parques ya tienen efectos benéfico sobre el bienestar de una población en una situación normal, empezar la vida post-pandemia aprovechando estos espacios no parece descabellado. Cleveland o Philadelphia han ampliado incluso los límites de los parques, quitando carriles a los coches para que cupieran más personas manteniendo más distancia. En Madrid, una ciudad de pisos pequeños y hacinados, la vuelta a los parques después del confinamiento será más parecida a una necesidad vital que a un capricho.

Fuentes de los datos

Los datos de la evolución de las UCI provienen de la Comunidad de Madrid y del Ministerio de Sanidad.

Los datos de movimiento peatonal son de Geoblink, plataforma de Location Management que ha lanzado un portal web abierto y gratuito para consultar y monitorizar el impacto que el COVID-19 está teniendo en los diferentes territorios e industrias, a través de datos de movilidad y de consumo de la población que se actualizarán semanalmente.

Los datos del informe de movilidad de Google han sido obtenidos a través de un proceso de web scraping y compartidos con EL PAÍS por Josep Domenech, profesor de ciencia de datos en la Universitat Politècnica de València.

Los datos de vuelos de salidas y llegadas de aviones se actualizan a diario en Fligthradar.

Los datos de contaminación son de la Agencia Europea del Medio Ambiente

Leave a Reply