Deportes Las noticias

El mejor partido de su vida


El canal de Youtube del Real Madrid reveló hace algunos meses uno de los rituales del delantero francés Karim Benzema antes de saltar al terreno de juego. Uno de los utilleros del equipo toca sus botas para darle suerte. Fernando Sanz, que también pasó por el equipo blanco y que ahora es director de Director de Relaciones Institucionales Internacionales y director del Programa de Embajadores y Leyendas de LaLiga, lo intenta razonar: “No sé por qué, pero si haces algo y ganas, intentas repetirlo cada vez. No tiene explicación”. Lejos del césped, Sanz aplica ahora una fórmula que, cree, irracionalmente, asegura el éxito madridista. “Para partidos importantes como ElClásico suelo juntarme con mi familia y con amigos. Me gusta ver la intensidad con la que mis hijos viven el fútbol. Ellos son quienes no pueden faltar cuando nos sentamos a ver fútbol”, dice. El sábado vivió una vez más el duelo rodeado de gente y el talismán funcionó. Sanz estuvo con sus excompañeros Iker Casillas y Fernando Morientes en una experiencia singular. Los tres recibieron a los ganadores de Vive LaLiga Santander, una iniciativa de la organización deportiva para reunir a aficionados y leyendas frente al televisor como si estuvieran en casa.

Sanz fue el maestro de ceremonias de una jornada que Rubén de José; su esposa, Nuria, y su padre, Jesús, no olvidarán jamás. Los tres llegaron a la sede de LaLiga, en el número 60 de la calle de Torrelaguna de Madrid, sobre las ocho de la noche. Sanz los recibió en la puerta y los acompañó a la sala de banderas, en la cuarta planta del edificio, donde se suelen reunir los directivos de la organización, donde se cuecen las decisiones más importantes que afectan a la gestión de LaLiga Santander y de LaLiga SmartBank. “Solo hay dos jugadores que hemos pasado por todas las categorías de la cantera del Real Madrid: Guti y yo”, les aclaró Sanz. Arriba, con pizza y bebida, cumpliendo con todas las medidas de seguridad contra la pandemia, con cinco sillones puf individuales y un televisor gigante, esperaban otros dos de sus ídolos: Iker Casillas y Fernando Morientes. 725 y 272 partidos con el Real Madrid, respectivamente.

“Me sorprendió lo cercanos que fueron. Al final fue como ver un partido con amigos”, cuenta Rubén de José, de 39 años, madrileño y fisioterapeuta deportivo, criado en un ambiente muy futbolero. Su padre es el dueño y presidente del ADAE Simancas desde hace 30 años: “Su misión es sacar a los chavales de la calle. Este ha sido un barrio muy golpeado por la droga”.

De fútbol tuvieron para hablar mucho rato. De José reveló otra coincidencia, otro punto en común con las leyendas que estaban sentadas a su lado: su hijo de ocho años juega en el Santa Ana, un club madrileño del barrio de Tres Olivos, donde también lo hizo Morientes. “Se sorprendieron de lo futboleros que somos”, cuenta. El balón y el Real Madrid, como punto de encuentro. La noche fluyó.

Así era la sala donde los ganadores del concurso vieron ElClásico junto a Sanz, Morientes y Casillas.
Así era la sala donde los ganadores del concurso vieron ElClásico junto a Sanz, Morientes y Casillas. LaLiga

Se conocían de poco menos de una hora, pero hablar se les hizo sencillo. Debatieron, discutieron y se rieron como verdaderos compinches de toda la vida. Esas charlas que solo un balón de por medio puede dar y el amor por una misma camiseta. Secretos de vestuario. “Mi hijo no ha podido venir, pero me ha pedido solo una cosa: que Iker le firmara la camiseta del Real Madrid”, explica De José y recuerda aquella vez que, visitando Lisboa, quiso comprar la camiseta del Oporto del portero español, la última que utilizó como profesional. “No la encontraba por ningún sitio, entré en una tienda de deportes y me echaron”. Casillas remata la anécdota: “Claro, la rivalidad allí es una locura”.

Morientes también añora los “saraos” que montaba en casa para ver partidos de esta índole. “Tengo un grupito de amiguitos y familiares que lo vemos todos juntos. El que nunca falla es mi hijo. ¡Hoy he fallado yo! Me encanta ver fútbol y analizarlo. Reveo muchos partidos grabados”, cuenta el exdelantero del Real Madrid. Entre los seis (Iker, Fernando, Fernando, Rubén, Jesús y Nuria) logran, de todas maneras, recrear ese ambiente futbolero. “Cuando el partido era a esta hora, como jugador, se me hacía muy largo el día”, dice Morientes. “Este tipo de encuentros para el jugador llevan una tensión añadida”, apunta. Antes de las nueve de la noche, junto a Casillas, había lanzado un pronóstico: 2-1. Es lo que tiene ver fútbol entre expertos. Se ve que ese ritual también funciona.

Casillas y Morientes, en una retransmisión por streaming con Ibai Llanos antes de ElClásico del pásado sábado.
Casillas y Morientes, en una retransmisión por streaming con Ibai Llanos antes de ElClásico del pásado sábado. LaLiga

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply