Las noticias

‘El Larguero’ y ‘Carrusel deportivo’ inician su desescalada

Los oyentes de la Cadena Ser volverán a sentir a partir de este jueves la adrenalina del deporte a través de El Larguero y Carrusel deportivo. Los programas de la emisora, que no han interrumpido su actividad aun con todas las competiciones paradas por culpa del coronavirus, recuperan su ritmo habitual gracias al comienzo de La Liga, que arranca esta noche con el partido Sevilla-Betis.

Durante estos meses atípicos, Manu Carreño, presentador de El Larguero, y Dani Garrido, de Carrusel, han tenido que adaptarse a la falta de eventos deportivos. En lugar de retransmitir partidos, han hablado sobre medicina, epidemiología o incluso cocina y han mostrado la cara más íntima del deporte, pausando la conversación. Aunque parezca difícil completar el amplio rango de horas en las que están en antena –El Larguero, de lunes a viernes de 23.30 a 01.30 y Carrusel, sábados y domingos de 15.00 a 01.30- ambos periodistas confiesan que ha sido una experiencia positiva. “Hemos tenido conversaciones mucho más existenciales y hemos notado mucha cercanía con el oyente, que tenía muchas ganas de hablar; lo notábamos cada vez que abríamos los teléfonos”, enfatiza Garrido, que apuesta por continuar cuidando esta relación.

Aunque vuelve el fútbol y pronto lo harán otras disciplinas, lo hace con las gradas de los estadios vacías. Siempre se ha dicho que el rendimiento de los equipos está ligado al apoyo de sus seguidores y ahora se está comprobando hasta qué punto en la liga alemana, que ya está en juego. Las estadísticas de victorias locales de los equipos merman cada día. Pero el factor público también afectará a los oyentes: no habrá abucheos que aumenten la tensión en una jugada polémica o gritos que premonicen un gol. Carreño reconoce que los propios locutores tendrán que enfrentarse a esto, pues narrarán los encuentros desde la soledad de su cabina. “Aunque estoy seguro de que en cuanto empiece a rodar el balón, llegará la emoción”, matiza el periodista.

Las voces de los locutores serán, si cabe, más relevantes para ayudar a los oyentes a visualizar las jugadas. Garrido admite que “la responsabilidad” aumenta, aunque recuerda que siempre tienen presente que la mayoría de aficionados no tiene la posibilidad de vivir los partidos in situ, ni siquiera de seguirlos en televisión, ya que la mayoría se retransmite por plataformas de pago.

Se avecinan dos semanas de fútbol con hasta cuatro partidos por jornada, una programación que irá creciendo según se comuniquen nuevos encuentros. “Estos tres meses se nos olvidarán en los primeros cinco minutos”, bromea Carreño en referencia a “las ganas” que tienen los aficionados y todo el equipo de El Larguero y Carrusel de volver a sentir el deporte en directo. Las excepcionales circunstancias no han hecho sino avivar la tensión de la competición, pues todos los equipos se juegan algo, bien sea el título, la permanencia, el pase a Champions, etcétera; y lo hacen en un comprimido periodo de dos meses. Solo habrá un trago amargo en esta vuelta: la falta de Michael Robinson, fallecido el pasado abril. “Su recuerdo estará sin duda presente”, concluye Garrido.

Leave a Reply