Las noticias

El IPC cae en abril a terreno negativo por primera vez desde 2016 por los combustibles

Surtidores en una gasolinera en Barcelona.Surtidores en una gasolinera en Barcelona.Marta Pérez / EFE

La tasa de inflación se situó en el -0,7% en abril, siete décimas menos que en el mes anterior, lastrada por la caída del precio de los carburantes y combustibles, causada por el descenso de la demanda debido a las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus. Es la primera vez que el índice de precios que publica cada mes en INE cae a terreno negativo desde agosto de 2016 y es la más baja desde junio de ese año. Entonces la economía española estaba en plena recuperación de la crisis de 2008.

El INE acompaña la información de la tasa de inflación con una larga nota en la que explica que, ante el impacto de la pandemia y la imposibilidad de adquirir una inmensa cantidad de bienes en tiendas, Eurostat, el organismo estadístico de la UE, ha impuesto a los países miembros unas líneas de actuación para el IPC general y el armonizado (el que se usa para poder comparar los resultados en todos los países). Así, el organismo estadístico español recoge una tasa general anual del -0,7%, desconocida desde el verano de 2016. El IPC armonizado cae al -0,6%.

Además, el INE ha elaborado dos cestas de bienes y productos que “los hogares han seguido consumiendo” durante el confinamiento, a la que denomina “Grupos Especiales Covid-19″. La cesta de productos, que incluyen alimentos, bebidas, tabaco, productos de limpieza del hogar, comida para animales y cuidado personal, experimenta una subida interanual del 3,2%, un punto más que en marzo, con una subida del 4% interanual del precio de los alimentos, un punto y medio más que el mes anterior. Dentro de este grupo, señala el INE, los alimentos frescos experimentan una subida interanual del 6,9%, tres puntos más que el mes anterior. Los envasados suben un 2,2% respecto a abril de 2019, una tasa seis décimas superior a la de marzo.

Por el contrario, la tasa de inflación de la cesta de servicios Covid-19 registra una bajada del 4,3% respecto a abril del año pasado, un punto por debajo de la tasa de marzo, lastrado por los combustibles para transporte y calefacción y por la electricidad. En esta cesta se recogen servicios como el alquiler de vivienda y garaje, la distribución de agua, alcantarillado, recogida de basuras, gastos comunitarios, electricidad, gas, gasóleo para calefacción, servicios de telefonía, música y televisión en streaming, seguros, comisiones bancarias y servicios funerarios.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply