Las noticias

El Hertha aparta a su goleador, Salomon Kalou, por darle la mano a sus compañeros

Salomon Kalou.Salomon Kalou.Michael Sohn / AP

Antes de la pandemia de coronavirus las leyes consuetudinarias del fútbol ponderaban favorablemente a los jugadores simpáticos, capaces de transmitir optimismo sean cuales fueran las circunstancias, afectuosos con sus compañeros y siempre dispuestos a echar una mano amiga. Se decía que estas personas generaban buen ambiente de grupo. El fútbol es un juego de naturaleza social. Lo sabía bien Salomon Kalou. Tal vez demasiado, considerando su veteranía, a los 34 años de edad. Este ídolo de la hinchada del Hertha de Berlín, autor de 52 goles en 171 partidos, publicó este lunes un vídeo en el que se mostró a sí mismo en todo el esplendor de los viejos valores y provocó un escándalo.

Kalou obró como si el mundo no se hubiera detenido. Como si el fútbol fuese imposible de practicar sin vulnerar las normas de distanciamiento social que imperan forzosamente en los clubes de la Bundesliga, decididos a reanudar la competición en mayo a pesar de que los futbolistas no pueden ni darse la mano. Exactamente lo que hizo Kalou en el vídeo que colgó en las redes sociales con consecuencias institucionales escandalosas. La Liga de Fútbol Alemana, la DFL, la agrupación de clubes profesionales del país, se apresuró a denunciarlo. El Hertha lo apartó del equipo con carácter indefinido.

Michael Preetz, el director ejecutivo del Hertha, se mostró indignado en un comunicado oficial: “Salomon Kalou no solo le ha causado un daño enorme al Hertha, sino que también trasladó la sensación de que hay jugadores que no se toman en serio la extensión de la pandemia, en un contexto en el que intentamos retomar la competición. La dimensión de su error exige una actuación contundente. El Hertha lamenta profundamente su comportamiento”.

El centro de entrenamiento del Hertha se encuentra junto al Estadio Olímpico de Berlín, en las antiguas instalaciones que ocupó tras la Segunda Guerra Mundial el casino de oficiales del ejército británico. En una de esas salas reformadas se desparramaban los jugadores tras el entrenamiento matinal, cambiándose de ropa con música y protestando por el recorte desproporcionado de los salarios, mientras Kalou filmaba la escena. El tema de conversación era el error de cálculo del club en la liquidación de las bajadas, punto luego aclarado y reconocido por el propio Hertha en un comunicado vespertino. “¡A mí me han quitado el 15%!”, se quejaba en el vídeo uno de los futbolistas presentes, al que no se le veía la cara. Otro decía: “¡Estos están haciendo un negocio de puta madre!”.

El futbolista de Costa de Marfil se filmó con el móvil recorriendo las galerías de las instalaciones mientras chocaba las manos desenguantadas con tres colegas que no aparecían en el encuadre. Las normas de la ciudad de Berlín y los protocolos de la Bundesliga prohíben estos contactos. Luego acudía a un despacho donde un fisioterapeuta le practicaba un tests de PCR canturreando algo improvisado sobre el “corona”.

Los jugadores del Hertha comenzaron a entrenarse en la primera semana de abril. Primero individualmente, luego en lo que en Alemania denominan “grupúsculos”. Los grupúsculos del Hertha están integrados por ocho futbolistas que deben guardar la distancia social mientras se cambian, corren o tocan el balón. Las normas de distanciamiento son inflexibles a pesar de que el fútbol, por naturaleza, es un deporte de colaboración y contacto físico, con el compañero y con el rival. La rigidez del protocolo se mantiene incluso cuando los clubes aseguran que ya están preparados para comenzar a competir. Solo necesitan, dicen, el visto bueno del Gobierno federal.

“Siento mucho si he dado la impresión con mi comportamiento de que no me tomo en serio el coronavirus”, dijo Kalou en una declaración oficial; “lo cierto es el contrario, estoy muy preocupado por la gente en África. Porque allí los servicios médicos no son tan buenos como aquí en Alemania. En el vídeo quería expresar mi felicidad porque todos en el quipo habíamos dado negativo en las pruebas de covid-19”.

La DFL, emitió un comunicado contra el futbolista: “Las imágenes de Salomon Kalou del vestuario del Hertha son completamente inaceptables. No puede haber ninguna tolerancia con esto, por respeto a los clubes y jugadores que adhieren a las reglas porque han comprendido la gravedad de la situación”.

Diez positivos en el fútbol alemán

El incidente del Hertha revela el grado de tensión que existe en el fútbol alemán en una semana clave para resolver la reanudación de las competiciones. Este miércoles se espera que la canciller, Angela Merkel, decida la fecha del inicio de la Bundesliga interrumpida en marzo. Para dar prueba de la buena marcha del plan de controles masivos a las plantillas de los clubes, este mismo lunes, antes de que se conociera el vídeo de Kalou, la DFL informó de que se habían detectado diez casos positivos del nuevo coronavirus, tanto en clubes de la Bundesliga como de segunda división.

Los 10 positivos se encontraron entre las 1.724 pruebas realizadas en los 36 clubes (18 de cada división), aunque la DFL ha desvelado la ubicación de los otros siete infectados. La Liga había pedido a los equipos que no informaran por separado, sino que esperaran a una comunicación unificada. Sin embargo, el Colonia comunicó la mañana de este lunes, previa consulta con la DFL, que en la segunda serie de test no había habido ningún positivo después de los tres de la primera tanda de pruebas.

Los planes para reanudar la Bundesliga contemplan dos series de test por semana y, en caso de que se presenten positivos, las personas afectadas son enviadas a cuarentena. Otro de los pilares del plan es un aislamiento de los equipos en concentraciones en hoteles bajo condiciones de cuarentena a partir del momento en que reanuden los entrenamientos en grupos.

Tras localizar y aislar a esta decena de infectados, la Bundesliga realizará esta semana una segunda oleada de test, que tendrá la misión añadida de reducir la probabilidad de resultados ‘falsos negativos’ y cuyo resultado también anunciará la DFL. “Las pruebas realizadas en los últimos días han servido para proporcionar seguridad adicional y proteger a los jugadores de la mejor manera posible contra la infección. En las próximas semanas y meses se seguirán implementando las medidas acordadas en la vida cotidiana del club, así como en la esfera privada. En caso de resultados positivos, la decisión sobre las medidas a tomar recae en las autoridades sanitarias locales”, recordó la competición.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply