Deportes

El gran pelotazo de Paula Badosa

Badosa celebra su triunfo contra Barty en el torneo de Charleston.
Badosa celebra su triunfo contra Barty en el torneo de Charleston.

No es ninguna casualidad, todo lo contrario. Cuando finalizaba el curso pasado y arrancaba este, Paula Badosa advertía de que su tenis había crecido y sus sensaciones se habían disparado. Dice la española, de 23 años, que ha llegado la hora de explorar otros límites y su ambición se certificó en la madrugada de este sábado, cuando logró el triunfo más importante de su carrera sobre la arena grisácea de Charleston al batir a Ashleigh Barty por 6-4 y 6-3, en 1h 16m.

“Era un examen personal. Quería demostrarme que podía competir contra jugadoras así”, declaró la española, que virtualmente escala hasta el 62º puesto del ranking de la WTA y hoy se medirá (hacia las 21.00, DAZN) por una plaza en la final a la rusa Veronika Kudermetova, superior a la norteamericana Sloane Stephens (6-3 y 6-4). “Todo va a seguir igual. Siempre he tenido grandes expectativas y objetivos en mi vida”, agregaba la catalana, feliz después de tumbar a la número uno y subrayar que va en serio.

El año pasado, tras haber tocado fondo anímicamente, Badosa decidió dar un giro radical. Encontró en Javier Martí un socio idóneo en el banquillo y comenzó a alzar el vuelo con unos esperanzadores octavos en Roland Garros, donde se había proclamado campeona júnior en 2015. Posteriormente, sufrió un desagradable episodio en Australia, donde dio positivo por coronavirus y aterrizó en el Open con tan solo un entrenamiento en las piernas. Pese a ello, advirtió: “Siento que puedo hacer cosas importantes”.

En Lyon ya alcanzó la penúltima ronda y esta semana brilla con luz propia en Charleston, deseosa de dar alguna que otra campanada en la gira de tierra que va cogiendo forma. “Era un examen personal. Quería demostrarme que podía competir contra jugadoras así”, expuso tras batir a Barty. “Intento jugar cada partido de la misma manera. Acabo de ganar a la número uno y estoy un poco en shock, pero voy a tratar de cenar con normalidad, me levantaré mañana [por hoy] y jugaré otro partido”, indicó.

“Voy a tratar de mantener todo con normalidad. Cuando era más joven y lograba algún resultado más destacado, era demasiado para mí. Así que ahora trato de mantener los pies en la tierra”, prosiguió la catalana, nacida en Nueva York y residente en Barcelona; “siempre he tenido grandes expectativas y objetivos en mi vida. Nunca he sabido cuando iban a llegar y todavía no han llegado. Todo viene lentamente, yo voy partido a partido y voy a dar el cien por cien”.

Mientras ella se abría paso en el torneo estadounidense, desde Marbella también llegaban buenas noticias. Carlos Alcaraz, de 17 años, derrotó al noruego Casper Ruud (6-2 y 6-4, en 1h 18m) y se convertía en el tenista más joven en alcanzar las semifinales de un torneo de categoría 250 desde que lo hiciera el alemán Alexander Zverev en Hamburgo 2014, también con 17. Sigue los pasos, además, de Rafael Nadal, el último jugador que había alcanzado la penúltima ronda de un torneo ATP siendo menor de edad. Ahora, se medirá al mallorquín Jaume Munar sabiendo que es el 118º del listado y que si el domingo gana el trofeo, accederá al top-100. Es decir, Alcaraz sigue disparado.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Leave a Reply