Las noticias

El gol de Iniesta, los Lobos y Galdós: los clásicos vuelven a la televisión a falta de contenidos nuevos

La Selección Española juega esta semana en Movistar Liga de Campeones los partidos de la Eurocopa 2012 (spoiler: ganan la final). La semana pasada jugó la Eurocopa de 2008 y la que viene, el Mundial de 2010 (spoiler: lo mismo). No es solo la Roja: Movistar está reemitiendo grandes enfrentamientos de la NBA, tanto de esta temporada como clásicos, así como anteriores competiciones de tenis, rugby, golf o las grandes victorias de Fernando Alonso en la Fórmula 1.

El pasado ha regresado con fuerza a las pantallas. Deportes, concursos y series están volviendo atrás en el tiempo en una apuesta a medio camino entre la nostalgia y la obligación de cubrir horas de parrilla para las que, de repente y por causa de la crisis del coronavirus, no hay contenido nuevo.

Juan Andrés García Ropero, director de Deportes de Movistar + explica que estos eventos históricos cuentan con una muy buena recepción entre los espectadores, y destaca sobre todo el tirón del catálogo de documentales de la plataforma. “Parece que la gente está poniéndose al día viendo documentales deportivos en casa en estos días”, dice García Ropero, y pone como ejemplo las series Informe Robinson o Los otros.

También Teledeporte está viajando al pasado. Recientemente ha emitido momentos como la final de la Copa del Rey de 1980 entre el Real Madrid y su filial, el Castilla, o el enfrentamiento entre Àlex Corretja y un Rafa Nadal de 16 años en el Conde Godó de 2003. La programación de Eurosport se ha transformado recuperando grandes citas de sus deportes estrella, ciclismo y tenis, además de su archivo de Juegos Olímpicos y otros deportes. En los días del confinamiento, el canal está programando finales de Grand Slam de tenis, partidos históricos de Nadal, resúmenes de las tres grandes vueltas ciclistas de 2019 o los mejores momentos de las Copas del Mundo de deportes como snowboard, esquí alpino o biatlón.

Como explica Fernando Ruiz, responsable de contenido editorial de Eurosport, la selección de lo que se emite es “un trabajo conjunto a nivel local e internacional del catálogo del canal en los últimos 30 años”. Ruiz destaca su buena acogida. “Uno siempre tiene la duda de cómo van a reaccionar los espectadores, pero nos hemos llevado sorpresas muy agradables. Por ejemplo, la repetición de la final del US Open del año pasado entre Nadal y Medvédev, una final histórica a cinco sets, ha promediado más de 30.000 espectadores, que para un canal de pago es una cifra muy buena”. También destacó por encima de los 20.000 espectadores la reemisión de la última victoria de Alberto Contador en la cima del Angliru en la Vuelta a España de 2017. Los buenos resultados del deporte español en los últimos años ha ayudado a que el seguimiento de estas emisiones sea mayor.

Los concursos, con público y con participantes que se tienen que desplazar desde diferentes partes de España, fueron de los primeros formatos que se dejaron de grabar, incluso antes de que entrara en vigor el estado de alarma. La ruleta de la suerte, Ahora caigo, ¡Boom! y Saber y ganar llevan semanas con reposiciones. Y la audiencia sigue de su lado: este lunes, La ruleta de la suerte logró el programa más visto de su historia con 2.112.000 espectadores y, desde que empezaron las reposiciones, más de la mitad de los programas han superado los dos millones de seguidores (el consumo histórico de televisión se nota en toda la parrilla).

Algo parecido ocurre con Ahora caigo, que ha alcanzado los 1,8 millones de espectadores, por encima de su media, y las reemisiones de programas con Los Lobos en ¡Boom! promedian 1,9 millones de espectadores, superando los 2,3 millones en algunas ocasiones. “Nuestro objetivo es preservar la parrilla diaria, que el espectador mantenga sus citas con sus programas favoritos y que esté en todo momento informado. Las reposiciones de estos concursos permiten más flexibilidad si en algún momento tuviéramos que interrumpir la programación por cuestiones de actualidad y que, cuando la situación vaya mejorando y se retomen las grabaciones, estemos en óptimas condiciones para afrontar esa vuelta sin sufrir parones”, dice José Antonio Antón, director adjunto de Contenidos de Atresmedia.

La 2 ha desempolvado para su prime time algunas de las series clásicas de Televisión Española. En Semana Santa, la adaptación de la novela de Vicente Blasco Ibáñez Cañas y barro (1978) cosechó buenos resultados, rondando los 700.000 espectadores de media y el 4% de cuota de pantalla (la media de la cadena en marzo fue del 2,7%). Vistos los resultados, y para conmemorar el centenario de la muerte de Benito Pérez Galdós, el canal programa los jueves en horario de máxima audiencia la adaptación de Fortunata y Jacinta dirigida por Mario Camus y que TVE emitió por primera vez en 1980. Los tres primeros episodios de la serie protagonizada por Ana Belén y Maribel Martín lograron una media de 552.000 espectadores (3,3% de cuota de pantalla).

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply