Las noticias

El Gobierno tomó la decisión de reiniciar la actividad laboral sin consultar a su comité de expertos

La vuelta a la actividad de los servicios no esenciales el próximo lunes se hará sin el beneplácito del consejo de expertos que el Gobierno nombró para que le asesorase en la crisis del coronavirus. Antoni Trilla, epidemiólogo y uno de sus miembros, ha asegurado que no fueron consultados y que, en su opinión, “sería sensato” mantener un paralización total más allá de esta semana.

La decisión del Gobierno ha sido volver al escenario que se planteó en el primer estado de alarma, que comenzó el 14 de marzo. Esto es: primar el teletrabajo siempre que sea posible y mantener cerrados comercios y establecimientos de ocio donde se congreguen personas, pero reiniciar actividades industriales y laborales (desde una fábrica hasta un despacho de abogados) que fueron suspendidas con la primera prórroga, el 29 de marzo. Aunque las nuevas medidas tendrán vigor mañana, a efectos prácticos no se generalizarán hasta el lunes. El titular de Sanidad, Salvador Illa, ha repasado tras el Consejo de Ministros algunas recomendaciones para volver al trabajo, como primar el teletrabajo, entradas y salidas escalonadas, guardar la distancia de seguridad de al menos un metro y priorizar formas de llegar que permitan mantenerla. Por primera vez, el Gobierno recomienda mascarillas, siguiendo un informe de esta semana del Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés). No será obligatorio, pero sí aconsejable en transportes públicos. Para facilitarlo, Illa ha asegurado que se comenzarán a repartir en ellos desde el lunes.

No hay unanimidad entre los especialistas consultados en lo que se debería hacer con respecto a retomar la actividad. El propio Trilla explica que carece de todos los elementos necesarios para valorar la medida y muchos expertos concuerdan en que hay que mantener un equilibro entre las salvaguardas puramente epidemiológicas y paliar en lo posible el hundimiento de la economía del país. “No estamos en fase de desescalamiento, seguimos en fase de confinamiento”, ha repetido Illa. EL PAÍS ha preguntado a su departamento por la consulta a los expertos y las medidas adicionales de seguridad para volver a la actividad, y está a la espera de respuesta.

“El impacto del confinamiento extremo es muy grande y su prolongación limita la transmisión, pero tiene un coste muy alto. No lo podemos prolongar permanentemente”, incide Joan Ramon Villalbí, epidemiólogo y expresidente de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas). “Hay que volver al anterior estado de alarma y activar parte de la economía, aunque la curva de contagio tarde un poco más en bajar. Las consecuencias económicas para la salud son muy duras”, agrega Francisco Bolúmar, catedrático de Epidemiología en la Universidad de Alcalá, informa Jessica Mouzo.

La viróloga del CSIC Margarita del Val se ha posicionado este viernes a favor de alargar el confinamiento total “para ver cuál es la bajada [de los casos] de verdad”. Desde el programa Hoy por hoy, de la cadena SER, ha hecho un llamamiento a no tomar decisiones demasiado rápido, ya que considera “precipitado” poner en marcha la actividad industrial. Y ha pedido que si se relajan las medidas, se haga un exhaustivo trazado de los casos y los contactos.

En esto sí parece haber consenso entre los expertos. Daniel López Acuña, exdirector de Acción Sanitaria en Crisis de la Organización Mundial de la Salud, explica a EL PAÍS que, desde un punto de vista epidemiológico, la vuelta al trabajo de millones de personas supone un riesgo de algunos rebrotes, si bien es lógico, en su opinión, poner en la balanza las salvaguardas sanitarias y la actividad productiva y económica y el empleo. “El sistema de vigilancia tiene que estar extraordinariamente reforzado y alerta para que nos permita detectar a la menor incidencia. Ante un caso, hay que hacer inmediatamente la prueba, con o sin sintomatología grave, para saber si está transmitiendo y aislarlo, de manera que interrumpamos esa transmisión. Y en seguida irnos a todos los contactos para también hacerles la prueba”, añade.

Esa es la teoría. Pero en la práctica, desde hace semanas, los test los están pasando las personas más graves, mayoritariamente los casos que han precisado hospitalización, como ha reconocido este mismo viernes María José Sierra, directora de área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES). En la rueda de prensa para dar parte de la situación diaria de la epidemia de Covid-19, ha explicado el Ministerio de Sanidad está trabajando en una serie de recomendaciones para las personas que van a volver a trabajar. “Volvemos a la situación de hace dos semanas, cuando ya había muchísimos distanciamiento social. Lo más importante: si hay alguna persona que inicia síntomas, a la menor sensación, es importante que se quede en casa, o donde esté, contacte con sistema y se aísle de forma urgente”, ha recordado.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply