Las noticias

El Gobierno, ante el 8-M: “Las mujeres hoy trabajan más que los hombres, pero son más pobres”

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros este martes.
La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros este martes.EUROPA PRESS/E. Parra. POOL – Eu / Europa Press

Ni por el 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, ni por ningún otro motivo de movilización que pueda surgir en estas fechas. “No es momento de manifestaciones que no guarden distancias de seguridad”, ha pedido este martes la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. El Ejecutivo ha aprobado una declaración institucional por el 8-M en la que hace hincapié en los estragos que la pandemia está teniendo sobre las mujeres, además de subrayar que hay tareas que han crecido con la crisis sanitaria y social de la covid, como los cuidados, que o no se pagan o están infrapagados y que recaen mayoritariamente sobre ellas: “Las mujeres en España hoy trabajan más que los hombres, pero son más pobres en términos económicos y en disponibilidad de tiempo”.

“Hay que celebrar el feminismo con voz alta, pero tenemos que hacerlo sin poner en riesgo la seguridad de nuestros compatriotas”, ha dicho Montero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Preguntada sobre si ha habido un acuerdo entre los ministros y las ministras del Gobierno para no acudir a las concentraciones convocadas para esa fecha, como las anunciadas en Madrid, la portavoz ha dicho que este año “no es posible hacerlo [reivindicar el 8-M] en las calles y en las ciudades”. Entre las formas alternativas, ha sugerido la opción de hacerlo “en formatos tecnológicos, convocatorias en redes o con visualizaciones en los perfiles”.

“Hace un año, el 8 de marzo fue marcado como origen de la pandemia aunque en esa fecha se celebraban partidos de fútbol, conciertos e incluso mítines. Esta jornada será distinta pero no menos reivindicativa”, según la también titular de Hacienda.

La declaración institucional con motivo del 8-M, facilitada por el Ministerio de Igualdad, recoge algunas cifras que muestran el camino que falta para alcanzar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. Por ejemplo, el Índice Europeo de Igualdad de Género, que advierte de que esta avanza muy lentamente en la UE, con un punto cada dos años, lo que significa que son necesarios “más de 60 años” para conseguirla”, según el citado informe del Instituto Europeo de Igualdad de Género (EIGE, por sus siglas en inglés).

“Los datos que arrojan los numerosos estudios realizados son consistentes y no dejan margen para la interpretación sobre la realidad en la que vivimos: la vida de las mujeres es manifiestamente peor que la de los hombres en todos los ámbitos en los que la vida de las personas discurre”, añade la declaración institucional. Y enumera, entre otras esferas de desigualdad, la promoción laboral, los salarios, la precariedad, las pensiones, el reparto del trabajo doméstico y de cuidados, la disponibilidad de tiempo, la brecha digital, menos alumnas en las carreras científicas y tecnológicas o menor representación en los órganos de mayor poder político, judicial o económico.

“Nuestro país se ha convertido en uno de los epicentros, en el plano internacional, de las grandes movilizaciones feministas que desde 2018 se han sucedido en todo el mundo”, señala la declaración, en referencia a las manifestaciones masivas registradas en las tres últimas ediciones del 8-M, desde la convocatoria de la primera huelga feminista ese año. “España se ha consolidado en el ámbito internacional y multilateral como uno de los países impulsores de los avances en la igualdad de género”, recoge el documento, que destaca entre ellos la elección de la primera presidenta de Sala del Tribunal Supremo, María Luisa Segoviano, obviando que es la primera en más de 200 años de historia del tribunal.

El Gobierno ha subrayado también el impacto “desproporcionado” de los efectos de la pandemia en mujeres y niñas, como han destacado organismos internacionales como la ONU. “El empuje feminista institucional y social, sin embargo, no ha conseguido que los avances se aceleren ni que estos se consoliden”, prosigue la declaración institucional, que se pregunta y se responde: “¿Cuáles son las resistencias que bloquean lo que ya existe dentro y fuera de las instituciones? Las respuestas son múltiples, pero hay una incontestable: la resistencia al avance feminista se explica por ser mujeres”. Precisamente esa frase, “Por ser mujeres”, es el lema que ha elegido este año Igualdad para la celebración del 8-M.

Leave a Reply