Las noticias

El Festival de Música de Granada celebra su 70º aniversario bajo el lema ‘El sueño de una noche de verano’

Novena Participativa y solidaria, en el Palacio de Carlos V, en la edición de 2020 del Festival de Música de Granada.
Novena Participativa y solidaria, en el Palacio de Carlos V, en la edición de 2020 del Festival de Música de Granada.Fermin Rodriguez

El Festival Internacional de Música y Danza de Granada alcanza sus 70 años de vida y lo va a celebrar con 112 espectáculos durante algo más de un mes, desde el 17 de junio hasta el 18 de julio. Es su edición más larga, con 32 días consecutivos de música en escena. El festival apuesta por el lema El sueño de una noche de verano y ha decidido recordar su primera edición para lo que homenajeará a tres protagonistas de aquella cita, en 1952. Se trata de Antonio Ruiz Soler —Antonio el bailarín—, del que además se cumple este año el centenario, el director Ataúlfo Argenta, que actuó con la Orquesta Nacional de España en tres programas diferentes, y el guitarrista Andrés Segovia, que ofreció dos recitales en aquella ocasión.

El programa oficial, para el que la artista sevillana Carmen Laffón ha realizado el cartel anunciador, está conformado por 63 espectáculos. Los restantes 49 son de la sección Extensión, una programación gratuita y paralela a la oficial que transcurre en numerosos espacios de la ciudad y la provincia. El festival pondrá en escena en el Palacio de Carlos V, en el recinto de la Alhambra, cinco estrenos absolutos musicales y tres de danza.

La presencia de tres músicos residentes es una novedad en esta edición. Uno de ellos es el compositor norteamericano George Crumb, que pondrá en pie el Crumb-Lorca Project, una serie de seis conciertos en el Centro Federico García Lorca. El finlandés Klaus Mäkelä, de apenas 25 años, será el Director musical residente y estará al frente de tres orquestas, la Philharmonia de Londres, la Orquesta Ciudad de Granada y la Orquesta de París. Finalmente, el pianista onubense Javier Perianes tendrá tres veladas muy diferentes: el Concierto en la menor de Griegen, en el Palacio de Carlos V junto a la Philharmonia londinense con Klaus Mäkelä, el Quiteto de Schumann, en el Patio de los Mármoles junto al Cuarteto Quiroga y con un programa titulado El amor y la muerte en un recital en solitario el Patio de los Arrayanes.

El festival se abrirá con un concierto visual en el Palacio de Carlos V, a cargo del cineasta granadino José Sánchez-Montes, con la enigmática Noche transfigurada de Arnold Schoenberg en los atriles, seguida de la popular página de Felix Mendelssohn, basada en el texto original de El sueño de una noche de verano, ambas interpretadas por la Orquesta y Coro Ciudad de Granada bajo la dirección del conocido director británico Paul McCreesh. Ya dentro del lema general de esta edición del festival, la noche, en Granada se podrá disfrutar algunas grandes obras como Noche transfigurada de Schoenberg, El sueño de una noche de verano de Mendelsshon, en su doble vertiente de concierto y danza, The Fairy Queen de Purcell, Noches en jardines de España y El amor brujo de Falla.

Presentación de la 70ª edición del Festival de Música y Danza de Granada, en el Palacio de Carlos V de la Alhambra.
Presentación de la 70ª edición del Festival de Música y Danza de Granada, en el Palacio de Carlos V de la Alhambra.Fermin Rodriguez

El director del festival, Antonio Moral, ha mostrado su incertidumbre a dos meses del inicio del programa ante la puesta a la venta de las entradas, que será un mes antes del comienzo del festival, el 18 de mayo. El planteamiento, ha explicado, es poner el 50% de las entradas habituales a la venta y ocupar un 60% del espacio. Moral ha reconocido que, a estas alturas, eso es solo una intención. Por debajo de un 50% de entradas, ha comentado Moral, la situación sería inviable económicamente. Pero el temor va más allá de la venta de entradas. El director ha explicado que prevé cierta seguridad en la asistencia de aficionados nacionales y de los músicos individuales. Sin embargo, ha mostrado una gran incertidumbre por la asistencia de visitantes extranjeros y de las grandes orquestas y otras agrupaciones que obligan a viajar a varias decenas de personas. Moral lo ha ejemplificado en el ballet de Hamburgo que un día antes de la presentación se ha caído del cartel. El director ha explicado que los responsables de Hamburgo han alegado que el confinamiento de su país les impide en este momento no solo viajar, sino incluso ensayar.

El festival tiene un presupuesto que ronda los tres millones de euros de los que, según Moral, la taquilla supone el 30%, alrededor de un millón. La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, ha participado en la presentación y ha dicho que Granada es un lugar perfecto para un festival como este porque “la combinación es infalible, música sublime en espacios sublimes”.

Como guiño al próximo centenario del I Concurso de Cante Jondo, que tiene lugar en 2022, el flamenco estará muy presente, con artistas como Rocío Márquez o El Cigala, que presentará un recital íntimo acompañado exclusivamente de un piano y una guitarra. Sobre el escenario estarán dos grandes guitarristas también como Rafael Riqueni o Miguel Ángel Cortés.

70 años que son realmente el doble

El Festival Internacional de Música y Danza de Granada surgió con ese nombre en 1952. Sin embargo, el Palacio de Carlos V acoge conciertos sinfónicos durante las fiestas del Corpus Christi desde 1883, hace casi 140 años. Eran ediciones más breves que, sin embargo, permitieron a la ciudad acoger parte del gran repertorio musical europeo desde entonces. Esos conciertos acabaron en 1951 y, sin perder ningún año, en 1952 volvió convertido en otro modelo. Sumando ambos periodos, el festival granadino sería “sin duda” uno de los más antiguos del mundo, según ha explicado su director. Entre los hitos de esta cita musical está la recuperación, en 1926, de los autos sacramentales, prohibidos en España desde el siglo XVIII.

Leave a Reply