Las noticias

El falso héroe de Vietnam que siguió cobrando una pensión 35 años después de morir

Un agente de la Policía Nacional en Málaga.
Un agente de la Policía Nacional en Málaga.Garcia-Santos / El Pais

Un falso héroe en la guerra de Vietnam es el protagonista involuntario de una rocambolesca historia cuyo escenario es Málaga. Su trama principal es una estafa a las arcas públicas que ha superado los 200.000 euros a lo largo de 35 años. Y el giro de guión definitivo ha sido escrito por agentes de la Policía Nacional, cuya investigación ha servido para imputar a dos mujeres un delito contra la Seguridad Social. Ambas son familiares del supuesto soldado que jamás viajó a Vietnam: su hermana y su sobrina nieta, que ha sido detenida.

Cuando el hombre vivía tenía reconocida una pensión de orfandad por discapacidad, según ha explicado la policía en un comunicado. Su tutora legal era su hermana, que aparecía como autorizada en la entidad bancaria donde se ingresaba el dinero. El derecho se extinguía cuando la persona falleciera, pero cuando lo hizo en 1984 sus familiares no lo comunicaron. En cambo, siguieron presentando anualmente y de manera ininterrumpida la declaración anual de pensionista. Primero lo hacía personalmente su hermana y, cuando con el paso de los años su salud empeoró, lo hizo su nieta.

Ambas justificaban que la pensión seguía siendo legítima y que, por ello, tenían derecho a seguir cobrándola. Entre los argumentos en los que basaban sus explicaciones estaba uno especialmente singular: que el fallecido había participado en la Guerra de Vietnam y, por tanto, le correspondía una pensión que sus familiares podían seguir recibiendo. Fuentes policiales han subrayado que el motivo “era una invención” que tenía como objetivo engañar a las autoridades.

La situación se repitió desde 1984 hasta 2019, cuando desde el Servicio de Gestión Económica de Pensiones de la Delegación Territorial de Málaga de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía comunicaron a la Policía Nacional del cobro indebido de la pensión no contributiva por parte de las dos mujeres. Los agentes arrancaron entonces una investigación que permitió descubrir que el dinero se ingresaba en una cuenta corriente a nombre de la persona fallecida donde constaban como autorizadas las dos mujeres ahora detenidas. En esos 35 años habían reunido algo más de 204.000 euros por la pensión de orfandad.

Cuando la más joven supo que el fraude a la Seguridad Social había sido detectado, vació las cuentas para evitar perder el dinero. Sin embargo, fue finalmente localizada y arrestada por su presunta implicación en un delito contra la Seguridad Social. También figura como investigada la hermana del fallecido, que se encuentran en un delicado estado de salud y a la que se imputan los mismos hechos.

Leave a Reply