Las noticias

El elefante más solitario del mundo llega al fin a su santuario

El elefante Kaavan, conocido como el más solitario del mundo tras vivir 35 años aislado en un zoo de Pakistán, llegó este lunes a Camboya, donde pasará el resto de su vida en un santuario. Es el final feliz de una historia, hasta ahora triste, protagonizada por el paquidermo, pero con algún actor secundario destacado: la cantante Cher lideró una campaña por la causa del animal y este lunes lo ha recibido en el aeropuerto de Siem Reap, en el noroeste del país asiático, a las 15.30 horas (9.30 hora peninsular española).

MÁS INFORMACIÓN

Kaavan, de 37 años, recorrió sedado los casi 4.000 kilómetros que separan el aeropuerto de Islamabad, la capital paquistaní, de Siem Reap, la ciudad camboyana más cercana al santuario de Kulen Prom Tep, donde convivirá con cientos de elefantes y otros animales salvajes.

A su llegada, un grupo de operarios ayudados por cuerdas bajaron del contenedor del avión de carga ruso en el que el animal, de cinco toneladas, hizo el viaje, con una parada en Delhi para repostar.

La actriz y cantante norteamericana Cher, ataviada con una mascarilla negra y un cartel de bienvenida, esperaba al paquidermo junto a las autoridades locales y asistió a la bendición que monjes budistas hicieron del contenedor. “Hemos contado los días y soñado con este momento durante mucho tiempo y finalmente ver a Kaavan fuera del zoo será un recuerdo que permanecerá siempre con nosotros”, afirmó el domingo en un comunicado. Cher pasó los últimos días en la capital paquistaní junto con miembros de su organización animalista Free the Wild antes de volar hacia Camboya.

El tan esperado viaje de Kaavan se llevó a cabo “sin incidentes”, afirmó Amir Khali, un veterinario del grupo de bienestar animal Four Paws. Se comportó “como un viajero asiduo”: “Kaavan comió y no estaba estresado. Estaba incluso un poco dormido, de pie, apoyado en la pared de la jaula”, precisó. 

“Camboya está encantada de recibir a Kaavan. Ya no será más el elefante más solitario del mundo”, declaró el ministro adjunto de Medioambiente Neth Pheaktra. 

Fiesta de despedida a Kaavan en el zoo de Islamabad, el pasado 23 de noviembre.
Fiesta de despedida a Kaavan en el zoo de Islamabad, el pasado 23 de noviembre. AFP

Cuarentena antes de socializar

En un primer momento, Kaavan vivirá solo en cuarentena y cuando esté listo para socializar se le permitirá unirse a otros elefantes en libertad dentro de la reserva natural. Según indicó hoy el Ministerio de Medio Ambiente de Camboya, cuando se sienta cómodo en un entorno controlado, Kaavan será liberado en el santuario, donde viven unos 600 elefantes asiáticos.

Kaavan recibió el título informal de “elefante más solitario del mundo” de varios grupos animalistas, que impulsados por Cher llevaban años reclamando un hogar mejor que el decrépito zoo de Pakistán en el que estaba solo desde que en 2012 murió su compañera Saheli por una gangrena.

La soledad y las penosas condiciones en que ha vivido han ido minando su salud y sufría sobrepeso, malnutrición y problemas mentales, aunque a administración del zoo siempre ha negado que el animal fuera maltratado; consideró que su estado se debía a que esperaba encontrar una nueva compañera, tras la muerte de Saheli. Sin embargo, los expertos internacionales observaron que Kaavan, el único elefante asiático del zoológico, mostraba un comportamiento estereotipado: suele girar la cabeza y el tronco hacia un mismo lado durante horas.  

Operarios cerca del contenedor de transporte de Kaavan.
Operarios cerca del contenedor de transporte de Kaavan. Reuters

Los responsables de la organización Four Paws International, que se ocupó del traslado del paquidermo, y los activistas de Free the Wild esperan que estas dolencias mejoren cuando se integre en la reserva de Kulen Prom Tep.

Situada en el norte de Camboya, cerca de la frontera con Tailandia, Kulen Prom Tep es una de las reservas naturales con mayor biodiversidad de Camboya y ha sobrevivido a la deforestación que ha sufrido el país en las últimas décadas.

Años de destino en el aire

El destino de Kaavan lleva años en el aire. En 2016, el Parlamento paquistaní recomendó que el elefante, un regalo oficial del Gobierno de Sri Lanka en 1985, fuese liberado en un santuario dado su mal estado. Pero aquellas buenas intenciones que quedaron en nada y grupos activistas por los derechos de los animales lanzaron una campaña en favor de la liberación del paquidermo, que finalmente acabó con éxito.

La esperanza de vida de un elefante asiático supera los 50 años, aunque según un estudio de la revista Science en 2008, los que están en cautividad tienden a tener vidas más cortas.

Leave a Reply