Las noticias

El destino desigual de los tres hijos de Lucia Bosé

Lucia Bosé era “la mami” no solo para sus tres hijos, también para sus amigos más cercanos. La actriz, fallecida el lunes a los 89 años, alardeaba de desapego. Aseguraba que cuando los suyos cumplían 17 años les abría la puerta y les invitaba a descubrir el mundo. Pero lo cierto es que Bosé era una mujer familiar a su estilo como lo son sus descendientes. Ellos viven distanciados geográficamente y puede pasar mucho tiempo sin que tengan contacto, pero aún así aseguran que están unidos. Su madre ha facilitado la unión entre ellos ya que pasaba temporadas con Miguel en su espléndida casa de México y visitaba a Lucía y Paola en el pueblo del interior de Valencia en el que residen. Y es que el destino y la vida de los hijos de Lucia Bosé son muy diferentes.

Miguel Bosé rompió su norma de no hacer concesiones a los sentimientos en público para brindar un homenaje a su madre en las redes sociales con una versión de su canción Te amaré. Lo hizo desde México, donde recibió la noticia de la muerte de su madre, a la que adoraba pero con la que estuvo casi 10 años sin hablarse. El último viaje del cantante a España data del pasado verano cuando llegó con sus dos hijos, Tadeo y Diego, y se reunió con Ivo y Telmo, los dos que ha criado con Nacho Palau, con quien estuvo durante 26 años. Miguel Bosé estaba citado en los tribunales 24 horas después del día en que murió su madre por la demanda interpuesta por quien fue su pareja pero el juicio se suspendió por el coronavirus. Tampoco estaba confirmada su presencia porque el cantante evita estar en España tras estallar el conflicto con Palau.

Lucia Bosé quería mucho a Palau y él a ella. No habían perdido el contacto pese la separación de la pareja. La mami le visitaba en Chelva donde vive con sus dos hijos, a los que la actriz trató siempre como nietos. El destino quiso que las hermanas del cantante se instalaran hace tres años en Vilamarxant, a media hora de Valencia, un pueblo del interior a 50 kilómetros de donde reside Palau. Lucia Bosé no solo no ha ocultado sus visitas a Chelva si no que ha publicado fotos en Instagram de su presencia.

Las hermanas del cantante viven muy modestamente en una casa que ellas han colaborado a restaurar y donde cultivan un huerto. Primero se instaló Paola y luego llegó Lucía. Las dos han encontrado allí su refugio después de tiempos convulsos en los que se quedaron sin amor y sin trabajo. Ambas están separadas y los negocios que comenzaron no prosperaron. Lucía se arruinó con el Rocamador, el hotel que abrió en Extremadura con su entonces marido, Carlos Tristancho, padre de sus dos hijas menores. El establecimiento cerraba a la vez que ella daba un portazo a su matrimonio. Paola también rompió su matrimonio con Manuel Villalta con quien tuvo una hija, Alma, y decidió volver a empezar en otro lugar. Una ruptura dolorosa como lo fue la de Jose Coronado, padre de su hijo Nicolás. Paola ahora trabaja como artesana y realiza alguna colaboración con su amigo el modisto Francis Montesinos, quien la subió a la pasarela como modelo.

A Lucía la vida le arrebató a Bimba, su primogénita, un golpe del que todavía no se ha recuperado. En Valencia también vive Olfo el único varón, un joven que coqueteó con la prensa del corazón y los realities y le costó una reprimenda de su tío Miguel, que le tachó de la lista. No es habitual que Lucía, que igual que Paola mantiene el apellido Dominguín, hable con los medios de comunicación. Quien sí lo hace algo más es Paola que ha acudido a los platós de Telecinco con el correspondiente enfado de su hermano. Miguel huye del foco mediático pero ellas lo buscan en ocasiones por necesidad.

Leave a Reply