Las noticias

El dengue acecha México y Centroamérica en plena pandemia de coronavirus

Pacientes reciben tratamiento para el dengue en el hospital Fernando Velez en Managua, Nicaragua, en 2019.Pacientes reciben tratamiento para el dengue en el hospital Fernando Velez en Managua, Nicaragua, en 2019.Alfredo Zúñiga / AP

Cuando la temporada de lluvias inicia en México y Centroamérica, sus epidemiólogos comienzan a temblar. Tras la devastadora epidemia de dengue que golpeó a la región el año pasado, temen un repunte de los casos durante el invierno tropical, lo que generará más presión en sus precarios sistemas de salud, atiborrados ya de pacientes de la covid-19 en países como Honduras y Nicaragua, los más pobres de la zona. En México, un país que registra más de 3.000 casos de dengue, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, ha alertado ya de una “coepidemia” a causa de las dos enfermedades debido a la proliferación del mosquito que transmite el dengue. “Cuando se juntan las necesidades de atención hospitalaria puede haber un reto importante”, ha afirmado.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó en un informe epidemiológico publicado en el pasado febrero, que América registró a finales de 2019 el mayor número de casos de dengue de su historia, con más de tres millones de casos. En Honduras hubo más de 100.000 contagiados y 180 personas fallecieron a causa de esta enfermedad causada por el mosquito Aedes aegypti, cuyas hembras, según los expertos, son la principal fuente de transmisión. El país registra ahora 13.511 contagios, de los que 1.202 son graves.

“Es una situación muy crítica”, afirma el epidemiólogo hondureño Marco Pinel Vallecillo, quien el año pasado se movilizó por su país para hacer frente a la epidemia de dengue. Pinel explica por teléfono que Honduras solo cuenta con 120 camas de cuidados intensivos, repartidas en las dos principales ciudades, Tegucigalpa, la capital política, y San Pedro Sula, la ciudad más importante por su actividad económica. El resto del país, afirma, está prácticamente en el abandono. “De esas camas disponibles ya 47 están ocupadas”, dice quien teme que con una nueva epidemia de dengue la presión haga que el sistema llegue “al colapso total”.

Pinel y sus colegas han criticado el manejo que ha hecho el Gobierno hondureño de la pandemia de coronavirus. El médico la cataloga como una “conducción errática” y afirma que los hospitales sufren caos porque no hay una dirección clara, sin protocolos adecuados para guiar al personal médico en el manejo de la covid-19 y escasez de equipos de protección personal. Las consecuencias, asegura, han sido dos médicas, un microbiólogo y dos enfermeras fallecidas hasta ahora. A esa negligencia estatal se suma la corrupción: los médicos han alertado de que el estado de emergencia ha sido utilizado para hacer compras de equipamientos médicos a grupos de intereses económicos saltándose las normas legales de adjudicación.

“El sistema ya estaba colapsado por el dengue, esta pandemia lo ha venido a golpear mortalmente”, corrobora la doctora Ligia Ramos, integrante de la Plataforma Por la Defensa de la Salud y Educación, una agrupación que el año pasado organizó fuertes protestas contra el Gobierno del presidente Orlando Hernández. “Estamos afrontando la pandemia de forma difícil, con corrupción impune, con mucha desesperanza. Estamos agotados”, dice la médica. Honduras registra 290 fallecidos por la covid-19 y 7.360 casos.

En Nicaragua, donde las estadísticas oficiales son cuestionadas por los expertos en salud, el régimen del sandinista Daniel Ortega ha informado de que el país registra 22.951 casos de dengue que considera “sospechosos”, de los que han sido confirmados 629. El año pasado esta pequeña nación registró más de 10.000 casos de dengue, con 30 muertos. Los médicos nicaragüenses, alarmados por el aumento de contagios por la covid-19, han exigido al Gobierno que declare una emergencia, tome fuertes medidas de contingencia y establezca una cuarentena obligatoria. Ortega había negado en un inicio la letalidad de la pandemia, pero terminó aceptándola ante lo innegable: la vulnerabilidad de Nicaragua, de su precario sistema sanitario y de su situación geográfica, territorio de paso en Centroamérica. Las cifras oficiales muestran que al menos 55 nicaragüenses han muerto y 1. 464 están contagiados.

Capítulo aparte en la región ha sido Costa Rica, una nación que desde un inicio tomó medidas basadas en la evidencia científica para evitar la propagación del coronavirus en su territorio, lo que le permitió registrar la tasa de mortalidad más baja del continente. Cuando el país ha iniciado una cuidadosa desescalada, sus expertos ponen el ojo en el dengue: el Ministerio de Salud informó a mediados de abril que los contagios se habían triplicado en el primer trimestre del año, hasta alcanzar los 1.726 casos, mientras que en el mismo periodo del año pasado se registraron 542. “Estamos en un momento difícil, donde el país enfrenta la covid-19, pero lamentablemente las demás enfermedades continúan su ciclo, es por esto por lo que hacemos un llamado a la población para que nos ayuden en sus casas, con la eliminación de criaderos”, alertó Rodrigo Marín, director de Vigilancia del Ministerio de Salud costarricense.

El dengue también preocupa a las autoridades mexicanas. Con más de 3.000 contagios y 11 muertes en el país, temen que la estadística vaya en aumento mientras la nación cruza por el momento más complicado de la pandemia de coronavirus. El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell ha advertido de que “la desinfección que se ha hecho para prevenir contagios de coronavirus no tiene un impacto significativo para prevenir dengue”. Las autoridades informaron sobre el caso de una persona que se contagió con ambas enfermedades en el Estado de Nayarit, localizado al oeste de México. El enfermo se recuperó satisfactoriamente, ha explicado López-Gatell, quien también ha advertido de que teme que casos de estos se repitan en México debido a que ha comenzado la temporada de lluvias, cuando prolifera el mosquito que transmite la enfermedad y que afecta a todo el país, menos a Ciudad de México y los estados de Zacatecas y Aguascalientes.

Información sobre el coronavirus

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada país de América Latina.

Leave a Reply