Las noticias

El Congreso aprueba la idoneidad de Gabriela Cañas para presidir Efe solo con la oposición de Vox

La periodista Gabriel Cañas ha superado en la mañana de este lunes la votación sobre su idoneidad como candidata propuesta por el Gobierno para presidir la agencia pública Efe tras su comparecencia en la comisión constitucional del Congreso de los Diputados. Cañas ha superado el examen parlamentario con 30 votos a favor, dos abstenciones (Bildu y ERC) y los cinco votos en contra de Vox Cañas será, por tanto, la primera mujer en dirigir Efe en sus 80 años de historia. En su comparecencia, Cañas ha desarrollado su experiencia de 40 años como periodista en distintos medios y cargos y ha esbozado su proyecto “de continuidad” para Efe, la primera agencia en español y la cuarta en importancia del mundo. Cañas ha prometido “calidad, rigor, honestidad e independencia a la hora de trabajar con la materia prima de la información”.

La propuesta de Gabriela Cañas para presidir Efe se formuló el pasado mes de febrero por parte del Gobierno de Pedro Sánchez cuando se produjo la destitución de su antecesor, el periodista Fernando Garea. El obligado examen parlamentario, sin embargo, se pospuso por culpa de la irrupción de la pandemia del coronavirus, que ha mantenido durante dos meses casi sin actividad el Congreso. Retomadas en parte las funciones de las Cortes, la comisión constitucional ha querido resolver de entrada con una de sus primeras sesiones esta interinidad que como Cañas ha subrayado mantiene algunas decisiones relacionadas con la agencia estatal paralizadas.

La periodista ha comenzado su exposición defendiendo su idoneidad para el puesto con sus 40 años de trayectoria profesional, en los que ha pasado por periódicos como El Diario de Cádiz, Informaciones y, fundamentalmente, EL PAÍS, donde ejerció como redactora, jefa de las secciones de Madrid y Sociedad, y más tarde las corresponsalías de Bruselas, París y la sección de Opinión. En su última etapa y hasta su designación ha sido la subdirectora de la Escuela de Periodismo de EL PAÍS, en coordinación con la Universidad Autónoma. Entre 2006 y 2008 fue directora de Información Internacional en La Moncloa en el equipo del presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

Todos esos puestos han servido para que la mayoría de los grupos presentes en la comisión constitucional avanzasen su voto favorable a su idoneidad, con la excepción de Vox, que cuestionó su independencia precisamente por haber trabajado tantos años en EL PAÍS y por considerar que ese periódico “mantiene una actitud de oposición partisana contra Vox” que podría provocar en Cañas conflicto de intereses y falta de neutralidad.

Gabriela Cañas ha argumentado su proyecto de continuidad para Efe porque entiende que la agencia ha sido una historia de éxito y porque sigue considerando que sus 1.047 empleados (más de 400 en el extranjero) y sus 45 delegaciones internacionales y 30 nacionales constituyen “una palanca de defensa del español y de los valores democráticos del país”. La futura presidenta de Efe ha apuntado que pretende prolongar la modernización de la agencia, consolidar y multiplicar en la misma el periodismo multimedia, diversificar los ingresos y apuntalar su dimensión internacional, eso sí, “con una gestión austera y de estricto control del gasto”. Cañas ha explicado más tarde que está pendiente de empezar a trabajar ya en la agencia para conocer al detalle el Plan Estratégico que está elaborando la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), a la que pertenece Efe, y en el que espera que no se tengan que producir ajustes de empleos ni recortes de plantilla. Y ha prometido a los parlamentarios que la escuchaban, y que han valorado casi unánimemente su idoneidad para presidir la agencia, que comparecerá para ofrecer más detalles en una futura comisión de presupuestos.

Los portavoces de los distintos grupos han elogiado el currículo de Cañas y varios de ellos han aprovechado su presencia para intentar conocer más detalles sobre la destitución nunca explicada de su antecesor, Fernando Garea, en febrero pasado y que algunos, especialmente el PP, Vox y Ciudadanos, han relacionado con ataques a la libertad de expresión del Gobierno socialista. Cañas no ha ofrecido ninguna explicación sobre la razón de ese relevo porque dijo desconocerla y admitió que mantuvo una reunión de traspaso de funciones con Garea en la que ese asunto no se abordó. Algunos diputados requirieron de Cañas su posición sobre una iniciativa parlamentaria aprobada en 2018 por todos los grupos en el Congreso para dotar a Efe del mismo estatuto que ya dispone RTVE y en el que se contempla que su presidencia sea elegida por el Parlamento y no por el Gobierno. Cañas no quiso ofrecer su opinión sobre ese aspecto.

El portavoz en la comisión de Ciudadanos, José María Espejo, la recordó a Cañas algunos tuits que había publicado durante su última etapa en EL PAÍS críticos contra la actual líder de esa formación, Inés Arrimadas, que la futura presidenta de Efe defendió con su derecho a la libertad de opinión. La mayoría de los portavoces auguraron a Cañas problemas con el Gobierno actual si mantiene su independencia de criterio y le refrescaron lo estipulado en el artículo 66 del Estatuto de la agencia, que explicita que “la dirección garantizará el respeto escrupuloso a la veracidad de cada información, rechazará todo intento de influir en coberturas o en la orientación informativa y facilitará el derecho de rectificación cuando se demuestre que una noticia no responde a la verdad”. Cañas ha asumido como propio ese mandato como “el ADN” de Efe y ha comentado que también hay “un estilo Efe” que consiste en “conocer bien los temas y estar en todas partes”.

En el seno de la comisión, a raíz de las acusaciones y sospechas de falta de independencia sobre los periodistas y cargos de una agencia estatal, se planteó un debate sobre la neutralidad. A Cañas le pareció “absurdo” porque sostiene que la neutralidad no existe y que lo que debe exigirse es “honestidad y pluralidad”.

Comparecencia de Tezanos

La comisión aprovechó su reunión en pleno para discutir la necesidad de convocar de manera “inmediata y urgente” al presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas, José Félix Tezanos, para que explique las diferencias y cambios de criterios en ese organismo oficial en las encuestas sobre determinadas mediciones políticas y, especialmente, sobre la pregunta en la que planteó, en plena crisis de la covid-19, si había que prohibir la difusión de bulos y remitir toda la información del coronavirus a las fuentes oficiales o permitir la libertad de expresión en general. La discusión derivó sobre las críticas al Gobierno actual en ese ámbito y se aprobó la comparecencia de Tezanos, que el propio director del CIS solicitó formalmente el viernes pasado tras varios intentos infructuosos en ese sentido de la oposición. La cita será en el mes de mayo, después de la que tiene pensado celebrar en esa comisión la vicepresidenta, Carmen Calvo, aunque el PP intentó sin éxito fijar una fecha al final de la reunión de esta mañana.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply