Lo último

El ciclo del agua: homenaje a los trabajadores que lo hacen posible

Desde que el 1 de mayo de 1889 se celebrara el primer Día del Trabajo, esta jornada camina entre la solidaridad, la reivindicación y la festividad en todos los países del mundo. Y es que ya lo decía la historiadora y política estadounidense Helen Keller a mediados del siglo XX: “Solos podemos hacer poco, juntos podemos hacer mucho”. Este Primero de Mayo, además, será diferente pues, con toda probabilidad, se hará un especial agradecimiento a todos los trabajadores del sector sanitario y de los servicios esenciales.

En este último sector se encuentran los trabajadores de SUEZ, cuya labor dentro del suministro y saneamiento del agua ha sido clave en la presente crisis sanitaria. Han manifestado una vocación de servicio y su compromiso con la sociedad, constituyendo la mejor garantía para el buen funcionamiento de un servicio básico y esencial como el agua. En los momentos difíciles es cuando más se valora a los que, también en un día como hoy, están siempre a nuestro lado.

Instalaciones seguras

La seguridad es fundamental en todas las operaciones del grupo SUEZ, por ello, en coordinación con las autoridades sanitarias y las administraciones, ha reforzado medidas preventivas para proteger la salud de todos sus trabajadores en las últimas semanas de crisis sanitaria. La compañía ha dotado de los medios adecuados para adaptar todas las operaciones, asegurando así la continuidad del servicio de aguas y el correcto funcionamiento de las instalaciones, desde las plantas de depuración y potabilización hasta toda la red de suministro. Su trabajo ha hecho posible que, cuando se abre un grifo, el agua continúe llegando con normalidad a los hogares, a los hospitales y a los centros de actividad económica.

El ciclo del agua: homenaje a los trabajadores que lo hacen posible

Una de las medidas destacadas que SUEZ ha llevado a cabo dentro del modelo de operación adaptada es la presencia permanente de trabajadores en los puntos más vitales para el ciclo del agua. Así, un sistema de equipos autónomos asegura las 24 horas del día, los siete días de la semana, el funcionamiento de las plantas de tratamiento. Y todo, sin olvidar sus principales objetivos: proteger la salud de los trabajadores minimizando el riesgo de contagio y garantizar la plena normalidad del suministro de agua potable y del saneamiento, actividades declaradas servicios esenciales por su estrecha relación con la salud y la higiene.

Presencia permanente

Para llevar a cabo estas acciones, el esfuerzo de los operarios de SUEZ ha sido mayúsculo, pues su presencia permanente en los puntos esenciales del ciclo del agua conlleva el confinamiento y la adopción de medidas de autoprotección, llegando a vivir en autocaravanas dentro de las instalaciones mientras duran sus turnos. Su dedicación y profesionalidad, así como la del resto de empleados –desde los que trabajan a pie de calle, a los que atienden a los usuarios por vía telemática o los que teletrabajan– es, sin duda, uno de los principales activos del grupo SUEZ.

En una situación sin precedentes como la actual, lo más importante es tener capacidad de anticiparse y estar preparado para saber lo que hay que hacer en todo momento. Cada uno tiene su papel, y cuidar de la seguridad y la salud de los trabajadores es, desde siempre, una prioridad para SUEZ. Hoy, Primero de Mayo, es el mejor momento para reconocer y agradecer su gran labor, esfuerzo y compromiso.

Leave a Reply