Las noticias

El apocalipsis zombi se expande

Podría parecer que los zombis están medio muertos también en la televisión. Sin embargo, no hacen más que reproducirse y expandirse. Aunque solo han pasado cinco años, parece que fuera hace un siglo cuando, en su quinta temporada, The Walking Dead era seguida cada semana por una media de 15,78 millones de espectadores en Estados Unidos. En aquel momento era la serie más vista de toda la televisión estadounidense a pesar de emitirse en un canal de pago. Desde entonces, el descenso de audiencia ha sido notable. La décima temporada se despidió de antena el 5 de abril sin haber terminado su rodaje (suspendido por el parón generalizado de la producción de ficción televisiva por el coronavirus) y con una media de 5,4 millones de espectadores. Aun así, se mantiene como el drama más visto de la televisión de cable en EE UU y, en las dos últimas temporadas, gracias a cambios en sus tramas, ha recuperado el favor de parte de la crítica. Además, el rendimiento que ofrece en el resto del mundo (en España se emite en Fox con buenos datos de audiencia para el pago) confirma que su fin todavía no está cerca.

Así lo piensan en AMC, su cadena original, todavía dispuesta a seguir explotando un filón al que no se le ve fin. En octubre, coincidirán en la parrilla tres series pertenecientes al universo creado por Robert Kirkman en los cómics de mismo título. Aunque el plan original era que cada una caminara en solitario, sin coincidir en fechas, la pandemia y los cambios que ha supuesto ha provocado esta conjunción de zombis.

El último capítulo de la inconclusa 10ª temporada de The Walking Dead se verá el 4 de octubre (el lunes 5 en España en Fox). Titulado Un cierto destino, el final de temporada mostrará el enfrentamiento entre el ejército de Beta y los otros grupos de supervivientes, como se pudo comprobar en el avance que mostró la cadena en la Comic Con el mes pasado. Además, supondrá el regreso ya anunciado de la actriz Lauren Cohan como Maggie tras su marcha hace dos años para emprender otros proyectos. La cadena ha concedido seis episodios extra a esta inusual entrega, pero no se emitirán hasta 2021. No se ha aclarado el contenido de esos capítulos aunque, según sus responsables, continuará la historia de la serie. La 11ª temporada, ya confirmada, empezará su rodaje en 2021, sin fecha todavía de emisión.

Ese mismo día se estrenará una nueva serie derivada de ese universo apocalíptico, The Walking Dead: World Beyond. Su estreno, que estaba fijado originalmente para el pasado abril, quedó en suspenso por la pandemia, y finalmente se ha trasladado al 5 de octubre. AMC estrenará en España (22.10) una producción que dirige la mirada a la primera generación de supervivientes y que tiene puesto su objetivo en el público juvenil. Dos hermanas y sus amigos abandonan la seguridad de su casa para enfrentarse a los peligros de la invasión de caminantes en un recorrido que les hará madurar y correr aventuras. En principio, el plan es que esta segunda serie derivada de The Walking Dead cuente solo con dos temporadas de 10 capítulos cada una.

Los protagonistas de ‘The Walking Dead: World Beyond’. Vídeo: tráiler de la serie.

Una semana después, el 12 de octubre, se unirá a la programación de AMC la sexta temporada de Fear the Walking Dead (23.00). Aunque suele emitirse en verano, aprovechando el descanso entre temporadas de la historia madre, este año también ha alterado sus planes por la crisis sanitaria y ha terminado situada en otoño. Sus datos de audiencia también han ido desinflándose, pasando de los 6,86 millones que siguieron de media la primera temporada a los 1.510.000 que lo hicieron en la quinta tanda de capítulos. Sin embargo, la fidelidad de sus seguidores y la rentabilidad que ofrece sigue compensando a la cadena para mantener vivo este drama familiar ambientado en los tiempos en los que todavía estaba extendiéndose la infección zombi.

Avance de la sexta temporada de ‘Fear the Walking Dead’.

Aunque pueda parecer que el universo de The Walking Dead ya está suficientemente explotado con estas propuestas (además de Talking Dead, programa que se emite en Estados Unidos tras la emisión de cada capítulo y en el que se comenta lo sucedido en él), sus responsables no piensan lo mismo. Además de estas tres series, están en preparación tres películas que se centrarán en lo que ocurrió con Rick Grimes (protagonista de The Walking Dead hasta la temporada pasada e interpretado por el actor Andrew Lincoln) después de que desapareciera a bordo de un helicóptero.

Mientras, la serie también ha sido noticia este verano por una sentencia que ha dado la razón a la cadena AMC frente a Robert Kirkman y otros tres productores que reclamaban mayores beneficios económicos. Los productores alegaban que solo habían recibido beneficios de dos de los 10 años que la serie lleva en antena y que la cadena les prometió un trato justo pero no lo han cumplido. Así se ha puesto final a una batalla judicial que ha durado tres años. Pero no es la única en la que está inmersa The Walking Dead. El cineasta Frank Darabont, primer responsable de la ficción, fue despedido en la segunda temporada, tras lo que demandó a la cadena. En 2018 reclamó unos beneficios que, según él, no le habían pagado, solicitando una compensación de unos 240 millones de euros. Su caso todavía está pendiente de sentencia.

Leave a Reply