Las noticias

El alcalde de Igualada denuncia que el doble confinamiento está suponiendo recortes salariales

Marc Castells durante una rueda de prensa.Marc Castells durante una rueda de prensa.

El alcalde de Igualada, Marc Castells, ha vuelto a cargar hoy contra el Gobierno central por la falta de medidas para paliar los efectos del doble confinamiento que sufren los municipios de Igualada, Òdena, Santa Margarida de Montbui y Vilanova de Camí desde el pasado día 13 y que no ha solucionado, dice, el decreto de estado de alarma publicado en el BOE. En una rueda de prensa ha denunciado que algunos trabajadores de su ciudad han remitido quejas al Ayuntamiento tras detectar que las empresas en las que trabajan les han descontado los días que no han podido acudir a sus centros de trabajo a causa de la imposibilidad de salir del perímetro que bloquean los Mossos d’Esquadra. Ha demandado la necesidad de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez tome decisiones para revertir la situación que sufren los afectados por esta medida.

“A la Oficina de Atención Ciudadana nos han llegado múltiples quejas de personas porque no les han llegado los ingresos que son habituales”, ha denunciado Castells. Según ha explicado, se trata de empresas que están considerando como absentismo el hecho de que muchos de sus trabajadores no pueda ocupar sus empleos considerados porque no pueden abandonar los municipios en los que residen. En la nómina del mes de marzo se ha podido a notar la afectación salarial que están teniendo la medida.

Castells, que ha mostrado su enfado porque el decreto sobre la hibernación económica no hace mención al caso excepcional de los municipios de la Conca d’Òdena, ha explicado que ha remitido una carta al secretario de Estado de la Seguridad Social en la que reclama que se resuelva una cuestión de “derechos esenciales”. Por una parte, exigido que se tenga en cuenta con efectos retroactivos a los trabajadores del interior de la zona restringida que no pueden salir a empresas ubicadas en ese perímetro, pero también ha solicitado que se incluyan en ese mismo supuesto a los trabajadores que residiendo fuera de la zona confinada tienen que trabajar dentro. Hace semanas que administraciones, patronales y sindicatos de la zona solicitan que los trabajadores afectados por su falta de movilidad puedan optar a ser considerados como trabajadores con baja laboral para no ser penalizados laboralmente.

Asimismo, ha urgido a abrir las oficinas de Correos de la zona para que las empresas no vean retenidos cheques y pagarés que garanticen su liquidez en un momento en el que no tienen ingresos a causa de la paralización de la actividad económica.

La consejera de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón ―que sufre también el confinamiento en su domicilio de Igualada―, ha acompañado a Castells en la rueda de prensa y en los reproches al Gobierno central, del que ha dicho sentir “una profunda decepción y malestar”. La consejera ha advertido del impacto que tendrá la crisis en las empresas y ha solicitado medidas urgentes, especialmente para aquellas industrias que han reconvertido su actividad para fabricar productos sanitarios y que pueden tener problemas para hacerlo porque mantienen un código de actividad empresarial de los sectores considerados no esenciales.

El decreto publicado por el Gobierno no ha solucionado la situación laboral de los trabajadores. Sindicatos, empresarios y alcaldes reclaman desde hace días que se pudiera tramitar una baja laboral por incapacidad profesional a todos los empleados que no han podido salir de la Conca de Òdena para ir a trabajar desde que el Govern decretó el confinamiento el día 13. El BOE, en su disposición adicional 21, titulada “incapacidad temporal excepcional de confinamiento total”, menciona que con carácter retroactivo se extenderá la baja a los empleados que realizan trabajos esenciales. Pero, por el contrario, nada dice del resto.

El alcalde de Sant Margarida de Montbui, Jesús Miguel Juárez, dice que con esa medida no basta y espera que lo corrijan y Alfonsa Santisesteban, de CC OO, afirma que el texto es “confuso” y no soluciona el problema. “Seguimos igual. Técnicamente, depende de la voluntad de las empresas pagar la nómina que va desde el 13 al 30 de marzo”, afirma. El BOE en su exposición de motivos alude al confinamiento de poblaciones desde el 12 de marzo ―el caso de Òdena― y admite que es necesario aclarar cómo se debe aplicar la prestación en los términos del Real decreto 6/2020. Pero no despeja las dudas: ese decreto se refería solo a los trabajadores afectados por aislados por contagio y el nuevo a los que realizan trabajos esenciales. Ahora mismo, los trabajadores esenciales ya pueden salir de la zona con un salvoconducto.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pincha aquí para suscribirte a la newsletter diaria sobre la pandemia

Leave a Reply