Las noticias

El abogado de Diana de Gales defiende a Meghan Markle de los tabloides británicos

Los duques de Sussex quieren hacerlo todo distinto. Han cambiado los fríos pasillos de Buckingham por la soleada California, y los títulos de altezas reales por un olfato empresarial y mediático. Esto les ha llevado a airearse, a no esconderse y a criticar públicamente a quienes les vayan a la contra. Por eso Meghan Markle, acompañada de su esposo, Enrique de Inglaterra, ha tomado una decisión: plantarse contra los tabloides británicos que difunden informaciones falsas sobre ella y su entorno. Para ello se ha querellado contra cuatro de ellos, los más importantes del Reino Unido: The Sun, The Daily Mail, The Mirror y The Express.

Para su ataque, han decidido sacar la artillería pesada. Y tiene nombres y apellidos: David Sherborne. No ha hecho falta que los duques anuncien su llegada. El abogado ya se ha encargado de hacerlo público a través de la web de su bufete, 5RB, de cuya información se han hecho rápidamente eco dos de los medios más importantes de crónica social del país: Hello! y Tatler.

Sherborne, de 52 años, es uno de los abogados más mediáticos del Reino Unido. Está especializado en “medios de comunicación, privacidad, confidencialidad y difamación, así como en leyes deportivas y matrimoniales”, según reza su currículo. Además, afirma, “es particularmente conocido en el sector y en la prensa por su amplia práctica en cuanto a gestión reputacional”; de hecho, publicó un libro al respecto en 2002. Ahora, afirma ese mismo resumen, defiende a la duquesa de Sussex contra “el uso indebido de la información privada, la violación de la protección de datos y la infracción de derechos de autor” contra esos periódicos.

Sus ex Altezas Reales (dejaron de serlo el 31 de marzo) no serán sus primeros clientes de la real familia británica, puesto que ya defendió a la fallecida princesa Diana, madre de Enrique. Es solo uno de los nombres que salpican su currículo, en el que también se leen nombres de clientes que, por sí mismos, llenarían las páginas de todo un periódico: los Trump, los Clinton, los Beckham, Benazir Bhutto, el matrimonio Douglas-Zeta Jones, las Spice Girls, la escritora J. K. Rowling, sir Paul McCartney, Jude Law, Kate Winslet, Sienna Miller, Kate Moss, sir Elton John y su esposo, David Furnish, Amy Winehouse, Harry Styles, Cheryl Cole y Mike Tyson son algunos de ellos.

Entre algunos de los casos más conocidos de personajes contra medios en los que ha participado Sherborne está el que enfrentó a Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones contra la revista británica Hello!, que los actores lograron ganar en noviembre de 2003. La pareja afirmaba que, en el año 2000, la revista había publicado imágenes robadas de su boda cuando ellos las habían vendido en exclusiva a OK, otra publicación especializada en famosos. Lograron una indemnización de siete millones de euros.

Sherborne es de personalidad cálida y comprensiva, según su entorno. Estudió en la Universidad de Oxford, donde se graduó con honores en 1990. Su nombre se hizo especialmente conocido en 2013, cuando defendió a Hugh Grant en la llamada comisión Leveson, celebrada por el juez del mismo nombre tras el escándalo de las escuchas ilegales del desaparecido tabloide News of The World. Entonces el proceso se puso en duda porque se supo que Sherborne, abogado de las víctimas, mantenía una relación sentimental con una de las investigadoras del equipo de Levenson, Carine Patry Hoskins. Los dos pasaban entonces por un proceso de divorcio y tenían hijos de sus anteriores relaciones. Al parecer, en agosto de 2012 viajaron juntos a la isla griega de Santorini para ver si podían hacer funcionar esa relación. En la versión oficial dijeron que no, que no habían podido sacarla adelante, y que todo había ocurrido después del juicio, por lo que ni veredictos ni pruebas ni testigos habían sido puestos en juego.

El letrado representa también a una de las estrellas más famosas del cine: Johnny Depp. Sherborne es su defensor en el proceso legal que mantiene contra el tabloide The Sun por difamación, puesto que el tabloide le calificó como un “marido violento” en su relación con la también actriz Amber Heard, un agrio matrimonio que duró apenas 15 meses.

El juicio de Depp está paralizado, como tantos otros procesos legales, a causa de la pandemia de coronavirus. El de los Sussex también, aunque el viernes tuvo lugar la primera escucha de manera telemática. En ella salieron a la luz mensajes que intercambiaron Meghan y su padre, Thomas, pocos días antes de la boda de los duques, cuando él estaba enfermo y en los que se demuestra que ella estaba muy preocupada por él. En la vista, se pudo escuchar a Sherborne explicar: “El esposo de la demandante le suplicó al señor Markle que le dejaran ayudarle”. Solo una muestra que hace ver que los próximos meses el juicio dará mucho de sí y que el nombre de Sherborne estará muy presente.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply