Las noticias

Ejecutados los cuatro condenados por la violación que despertó a India contra la violencia machista

India ejecutó este viernes a los cuatro condenados por la brutal tortura y violación en grupo de una joven en 2012, que conmocionó al país y propició cambios en la legislación. Es la primera vez que se aplica la pena de muerte desde 2015. Pawan Gupta, Vinay Sharma, Mukesh Singh y Akshay Thakur fueron ahorcados simultáneamente a las 5.30 hora local (una de la madrugada en la España peninsular) en el presidio de Tihar, en Nueva Delhi. El desenlace del llamado caso Nirbhaya (valiente, en hindi) no satisface a las activistas, que lo consideran una cortina de humo y cuestionan la eficacia de la pena capital en un sistema judicial anómalo que desprotege a las víctimas.

“Por fin los han ahorcado, ha sido una larga lucha. Hoy hemos obtenido justicia, este día lo dedicamos a todas las hijas del país. Gracias a los jueces y al Gobierno”, dijo a los medios la madre de la víctima, Asha Devi, minutos después de la ejecución. La televisión NDTV mostró en directo el estallido de júbilo entre las decenas de personas congregadas frente a las puertas de la cárcel esgrimiendo carteles como “Gracias a los jueces”.

Los cuatro condenados intentaron sin éxito frenar la ejecución, fijada inicialmente para el pasado 22 de enero, presentando peticiones de clemencia y agotando todos los recursos legales a su disposición. En el último intento por evitar la ejecución, los abogados de Gupta apelaron el jueves ante el Tribunal Supremo contra el rechazo de su petición de clemencia al presidente indio, Ram Nath Kovind. El recurso fue rechazado esta misma madrugada.

La víctima, bautizada mediáticamente como Nirbhaya, fue violada y torturada por seis hombres el 16 de diciembre de 2012 en un autobús en marcha en Nueva Delhi, cuando regresaba junto a un amigo a casa tras ver una película en un cine de Nueva Delhi. La estudiante de fisioterapia de 23 años falleció a causa de las heridas 13 días después en un hospital de Singapur. Cuatro de los acusados fueron sentenciados a muerte en 2013, mientras que un quinto se suicidó ese mismo año en la cárcel, según la versión oficial, y el sexto, que era menor de edad cuando se produjeron los hechos, fue recluido durante tres años en un correccional de menores.

El caso desató una ola de indignación sin precedentes en el país asiático, que por ello endureció su legislación contra las agresiones sexuales. Se trata de la primera ejecución en India desde hace cinco años, cuando el Estado ahorcó a Yekub Memon por su participación en los atentados terroristas que en 1993 causaron la muerte de 257 personas en Bombay.

Leave a Reply