Lo último

Ebury, una nueva herramienta para la internacionalización de las pymes

En su carta a los accionistas del Informe Anual, la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, fue rotunda: “Combinando las fortalezas y clientes de Santander y Ebury, el objetivo es convertirnos en la propuesta líder en el comercio internacional para pymes en Europa y América. Tras el lanzamiento de la plataforma, el plan es implantar Global Trade Services (GTS) en 20 mercados en el medio plazo”. Pero, ¿en qué consiste GTS? “Es nuestra plataforma global de servicios para las pymes que operan internacionalmente y que necesitan servicios de pagos internacionales, comercio exterior y cuentas multipaís. Se trata de un mercado muy relevante por su tamaño y por su potencial de crecimiento, en el que ya contamos con casi 200.000 pymes”, afirman desde la entidad financiera.

Las pequeñas y medianas empresas siempre han estado en el punto de mira de Banco Santander ya que, como explica Botín, son un motor fundamental de crecimiento en todo el mundo. “Aportan hasta el 60% del empleo total y el 40% del PIB de las economías emergentes. Santander es el banco mejor posicionado para acompañar a las pymes en su expansión internacional, facilitándoles servicios globales de financiación al comercio. Por eso, el acuerdo alcanzado con Ebury nos permite ofrecer a las pequeñas y medianas empresas productos y servicios que antes solo estaban al alcance de las grandes compañías de un modo más rápido y eficiente”.

El nuevo aliado del Santander para ayudar a las empresas más pequeñas se llama Ebury y, aunque se encuentra en la city londinense, fue creado por dos españoles cuya filosofía es muy clara: “Creemos que la clave para que un negocio crezca y tenga éxito internacional es eliminar tantas barreras como sea posible”, afirman Juan Lobato y Salvador García, cofundadores de Ebury. Una tarea que llevan a cabo con el desarrollo de una tecnología propia para garantizar la agilidad de las transacciones, unos servicios de gestión de divisas personalizadas y un equipo con un enfoque exclusivo al mercado de divisas.

La Ciudad Grupo Santander, en Boadilla del Monte (Madrid).

El noviazgo entre las dos compañías comenzó en noviembre del pasado año, cuando Banco Santander anunció su inversión en Ebury por valor de 350 millones de libras esterlinas (aproximadamente unos 400 millones de euros). Esta inversión, enmarcada en la estrategia digital de Santander para acelerar su crecimiento tomando participaciones en sociedades, trata de reforzar su oferta de comercio internacional y consolidar su posición como el banco de preferencia para las pequeñas y medianas empresas que operan o tienen previsto operar internacionalmente en mercados europeos o americanos y, más adelante, también en los asiáticos. Tras llevar a cabo la operación, Santander tiene previsto obtener una rentabilidad del capital invertido (RoIC) superior al 25% en el escenario de 2024.

“Ebury cuenta con una de las mejores plataformas tecnológicas del mercado, un excelente equipo que comparte nuestros valores y visión y una trayectoria de alto crecimiento, con clientes que realizan cada vez más transacciones (20 por ciento por cliente en los últimos dos años), y un crecimiento significativo de ingresos (45 por ciento anual) en todos sus mercados”, afirma la presidenta del banco.

Por su parte, los cofundadores de Ebury añaden que “combinar un gran banco con una fintech ágil nos permite ofrecer a nuestros clientes lo mejor de ambos mundos: se pueden beneficiar de nuestra tecnología y nuestro servicio y, al mismo tiempo, de la seguridad y la certeza de trabajar con una de las entidades financieras más importantes del mundo”.

“Ebury cuenta con una de las mejores plataformas tecnológicas del mercado, un excelente equipo que comparte nuestros valores y visión y una trayectoria de alto crecimiento” (Ana Botín, presidenta de Banco Santander)

Ebury se encuentra en un momento clave: “Hemos completado nuestra primera adquisición y el nuevo capital de Santander y de los accionistas nos permitirá continuar invirtiendo para ayudar a las pymes que operan internacionalmente. De esa forma, seguimos creciendo mientras mantenemos nuestra cultura empresarial”.

Esta empresa especializada en pagos internacionales y divisas a precios muy competitivos tiene una amplia base de clientes que incluye pymes y otras empresas y acuerdos con socios financieros y de otras industrias. Cuenta con 900 empleados que trabajan en 22 oficinas de 19 países, ofrece una plataforma tecnológica de primer nivel y una cultura corporativa única, impulsada por sus cofundadores, que han recibido más de 134 millones de dólares de capital (121 millones de euros) desde su fundación en 2009. En 2018, la empresa procesó 16.700 millones de libras esterlinas (18.700 millones de euros) en pagos para sus 43.000 clientes.

Ebury podrá aprovechar al máximo las capacidades, la marca y la red de Banco Santander para ampliar sus acuerdos con entidades financieras. El banco, por su parte, se beneficiará de las oportunidades de crecimiento derivadas del desarrollo internacional de las pymes.

Banco Santander está ofreciendo a las pymes cada vez más servicios para facilitar su crecimiento e internacionalización. En octubre del pasado año, la entidad lanzó, junto con otros bancos internacionales, Trade Club Alliance, una red global de bancos que tiene como objetivo simplificar el comercio internacional con una nueva e innovadora plataforma digital.

Banco Santander, pionero en rendir cuentas

En junio del año pasado, Santander hizo un restatement de sus resultados y se convirtió en el primer banco en rendir cuentas ante el mercado de su negocio digital. Desde esa fecha se reporta la actividad del banco, que se encuadra en el negocio denominado Santander Global Platform (SGP), estructurado en tres pilares:

1. Openbank, un banco 100% digital, y la plataforma tecnológica que le da soporte, ODS (Open Digital Services).

2. Global Payment Services. Aquí entran las plataformas de pagos, en las que se encuadra la compra de Ebury. La oferta para particulares se centra en Pago FX y Superdigital, mientras que la oferta para pymes, empresas y comercios gira en torno a Global Merchant Services (sistemas de pagos en comercios, datáfonos, etc.) y Global Trade Services (transferencias internacionales y comercio internacional).

3. Digital Assets, compuesta por otras iniciativas como Santander Innoventures (un fondo de capital riesgo que invierte en fintechs de todo el mundo), y los centros de excelencia.

Leave a Reply