Internacional

Donald Trump propone reducir la duración de los visados de estudiantes y periodistas

Un control de inmigración en el aeropuerto de Miami.
Un control de inmigración en el aeropuerto de Miami.Joe Raedle / Getty Images

La Administración de Donald Trump continúa endureciendo las medidas para la inmigración legal en Estados Unidos. El Departamento de Seguridad Nacional ha propuesto reducir la duración de los visados para estudiantes y periodistas (visas F, J, I). Las nuevas disposiciones también buscan acotar el proceso para la renovación de los documentos de inmigración y desincentivar la participación de ciudadanos de varios países para obtener el permiso para viajar a Estados Unidos.

La propuesta, publicada en septiembre por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), señala que los estudiantes podrían obtener visados limitados a la duración de su programa escolar y que no podrían tener una vigencia mayor a cuatro años –lo que regularmente toma hacer una licenciatura en EE UU–. Para los estudiantes que participan en programas de intercambio, el documento sería válido solo para el periodo que el estudiante demuestre que durarán sus cursos, además, la institución educativa deberá contar con la aprobación del Departamento de Educación para admitir a extranjeros.

Los estudiantes extranjeros cuentan con un periodo de gracia de 60 días para salir de Estados Unidos una vez que su visado ha caducado, sin embargo, la propuesta del Gobierno de Trump busca que el plazo se reduzca a 30 días. El DHS asegura que la tasa de alumnos que se han quedado en el país tras el vencimiento de sus documentos ha crecido un 10%. Las nuevas condiciones también contemplarían un mayor escrutinio para otorgar extensiones para los permisos de los estudiantes y limitarlas a un máximo de dos años. El documento del DHS señala que estas medidas servirán para “evitar que los adversarios extranjeros exploten el entorno educativo del país”.

El endurecimiento de las medidas migratorias también afectaría a los periodistas. La propuesta señala que los visados para los reporteros se emitirían según la duración de la cobertura que su medio de comunicación les haya encargado y que no deberá exceder los 240 días. Esta medida supondría que los corresponsales internacionales, que suelen permanecer en Estados Unidos durante algunos años, deban acudir a renovar los documentos cada ocho meses. Esto pondría en riesgo las coberturas de algunos medios de comunicación, ya que –señala el documento– la oficina que emite los visados revisaría que el periodista y su empleador hayan pasado por un proceso de análisis y aprobación por el Departamento de Estado y el Departamento de Seguridad Nacional.

Para todos los casos, el DHS propone una recolección más rigurosa de los datos biométricos de los aspirantes a visados, así como una revisión de los criterios para ser elegible a ellos. “El crecimiento significativo de los programas de visas F, J e I ha hecho necesaria esta actualización propuesta para garantizar la integridad del sistema de inmigración de los Estados Unidos”, justifica el texto del DHS. Desde que comenzó el Gobierno de Trump, en 2017, las medidas para emitir permisos de inmigración han sido endurecidas, principalmente las de los trabajadores extranjeros muy cualificados o especializados –la llamada visa H-1B– y que ha afectado a las compañías del sector tecnológico. A causa de la pandemia del coronavirus, el presidente estadounidense firmó en junio una orden ejecutiva para limitar los visados de trabajo, así como una suspensión temporal de los permisos de residencia permanente, conocidos como green cards. También restringió el ingreso de estudiantes extranjeros al país y solo admitió a los que demostraron que sus cursos eran presenciales y no en línea.

Leave a Reply