Las noticias

Divorcio, con pullas de por medio, en el grupo Kabuki

Durante 21 años fueron una pareja bien avenida. Pero el cocinero Ricardo Sanz y su socio, José Antonio Aparicio, del grupo Kabuki, han partido peras, con acusaciones de por medio. A falta de que se decida el reparto societario del grupo Kabuki, compuesto por tres sociedades –Kabuki Wellington, Kabuki Global Partners y Peripuy, propietaria esta última de Kabuki de Presidente Carmona en Madrid– los socios intentan aclarar cual será el futuro de los restaurantes que tienen repartidos por Madrid, Málaga, Tenerife, Valencia, Lisboa o Miami, con las joyas de la corona en juego: Kabuki y Kabuki Wellington, restaurantes con los que se inició este concepto de cocina japonesa de éxito, que ampliaron a marcas como Kōmori, Kabuki Raw, Kirei, Nihau y Kuenko, además de un servicio de comida japonesa industrial. El grupo cuenta con 300 empleados y este año prevé facturar siete millones de euros. Un pastel goloso a repartir y una fractura profesional que ambas partes pusieron de manifiesto la semana pasada.

Seguir leyendo

Leave a Reply