Las noticias

Diego Méntrida, el atleta madrileño que ha hecho llorar a Will Smith

El pasado el 13 de septiembre Diego Méntrida se detuvo ante la meta del triatlón Ciudad de Santander para dejar que otro corredor se le adelantara. Las imágenes de la renuncia, reproducidas por la CNN y la BBC, provocaron una ola de emociones. La onda se convirtió en maremoto el 20 de septiembre, cuando el actor y productor estadounidense Will Smith, publicó en Instagram un vídeo en el que confesó que la historia le había hecho llorar. A finales de ese mes, la ONU reconoció el gesto de Méntrida como un ejemplo para la juventud. Ahora el atleta madrileño, de 21 años, aprovecha su impensable popularidad para ayudar a su hermano Carlos, que sufre el síndrome de West. El próximo 31 de enero acaba Running for West, la campaña de recaudación de fondos impulsada por la Fundación Síndrome de West. Para participar basta con comprar un dorsal por diez euros en https://www.runningforwest.org/.

La cuenta de Will Smith en Instagram tiene más de 50 millones de seguidores. A finales de septiembre el actor se presentó ante ellos con una gorra de béisbol y los ojos brillantes. “Adoro, adoro esta historia”, dijo, mientras presentaba los hechos con un vídeo del triatlón de Santander. “Diego esperó en la línea de meta para que el británico James Tiegle cruzara por delante. Dijo: ‘fue por delante de mí todo el tiempo y lo merecía’. Lloré. Me hizo llorar. Esto es integridad en su máxima expresión. ¡Diego te aprecio!”.

“Yo iba cuarto por detrás de Teagle”, recuerda Méntrida. “Habíamos ido toda la carrera juntos pero en la última vuelta se me fue. No le podía coger y justo 15 metros antes de la línea de meta había que girar a la izquierda y él se pasó de largo. Yo le adelanté en ese momento, pero me paré en la meta porque creí que él se merecía entrar delante de mí. No me dio tiempo a pensarlo. Si hubiera seguido habría sido tercero y habría subido al podio. La carrera la ganó Javier Gómez Noya, que tiene cinco mundiales. Nunca había subido al podio con él, ni creo que lo haga”.

Habituado al clima competitivo de Hollywood, a Will Smith, protagonista de películas como Men in Black o Yo, Robot, le impactó tanto la acción de Méntrida que le hizo una entrevista y lo señaló como un modelo de todo aquello que la sociedad necesita para superar la crisis. “Así empezamos a ver si podíamos hacer algo que ayudara a mi hermano mayor, Carlos, y a la gente que tiene síndrome de West; y fue cuando surgió la idea de Running for West, una campaña de recaudación a beneficio de la Fundación Síndrome de West”, explica el atleta. “Mi hermano pertenece a esa fundación, que reúne a 400 familias en España”.

El síndrome de West es una enfermedad que afecta a los niños menores de un año, a veces incluso desde la gestación. “Se denomina encefalopatía epiléptica catastrófica”, dice Méntrida. “Las causas suelen ser desconocidas. Hay diferentes síntomas: espasmos, retraso psicomotor, enlentecimiento y desorganización de la actividad cerebral… Las personas que lo sufren son muy dependientes, necesitan supervisión constante, y son proclives a sufrir otras enfermedades. Mi hermano tiene epilepsia y autismo”.

La fama suele acompañar a los que ganan. Gracias al reconocimiento de una celebridad, Diego Méntrida la obtuvo porque prefirió perder una carrera. Ahora emplea sus frutos en auxilio de quienes más lo necesitan.

Will Smith no es la primera vez que se implica en acciones solidarias aunque tampoco es muy proclive a los gestos grandilocuentes ni a publicitar sus acciones. Sin embargo sí tiene mucho tirón mediático y fama de buena gente, tanto como para que en 2019 fuera considerado por los españoles en una encuesta como uno de los jefes ideales con quien trabajar, junto al empresario Amancio Ortega y el tenista Rafa Nadal. El motivo: nueve de cada diez españoles considera que un buen jefe es quien se arremanga para sacar el trabajo del equipo adelante.

Leave a Reply