Las noticias

Díaz Ayuso prevé empezar en abril la vacunación masiva en Madrid

La Comunidad de Madrid prevé empezar en abril la vacunación masiva de los ciudadanos, ha anunciado este martes la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso. La Consejería de Sanidad, que encabeza Enrique Ruiz-Escudero, espera que para entonces ya haya empezado a recibir una nueva vacuna, fabricada por Janssen, que facilitaría todo el proceso al ser de una sola dosis y de más fácil conservación que las de sus competidores. “Lo tenemos para el mes de abril, para esta primavera”, ha dicho este martes Díaz Ayuso durante su intervención en el Foro ABC, y en respuesta a una pregunta sobre cuándo empezará la macrovacunación en Madrid. “La idea es hacerlo de manera masiva lo antes posible”.

Como en otras regiones, la convivencia de tres tipos de vacunas provocará en Madrid una paradoja momentánea. La inyección de Astra Zéneca se ha restringido a personas de entre 18 y 55 años, porque no hubo suficientes pacientes de más de 65 años en las pruebas clínicas, lo que rodea de interrogantes su efectividad en esa franja de edad. Como consecuencia, miles de jóvenes y ciudadanos en la mediana edad serán inmunizados antes de que los mayores de 65 hayan recibido su inyección. Para ellos, los más vulnerables frente al coronavirus, se han reservado las vacunas de Pfizer y Moderna.

Hasta ahora, las vacunas se han empleado en grupos seleccionados por el Ministerio de Sanidad, y con el objetivo de proteger a los más vulnerables, o a los trabajadores que están en la primera línea de la lucha contra el virus. Todo, aseguran en la Consejería de Sanidad, cambiará cuando llegue el preparado de Janssen. Entonces empezará a vacunarse masivamente en Madrid. Así lo explicó el consejero Ruiz-Escudero en una entrevista en 20 minutos: “Creo que finales de marzo o principios de abril va a ser un momento determinante para aumentar la capacidad de vacunación al máximo”.

Con la vacuna de Janssen aún pendiente de autorización por la Agencia europea del medicamento, la Comunidad trabaja ahora en convertir el hospital Isabel Zendal, el Wizink Center, el Palacio de Vistalegre y el Wanda Metropolitano en los puntos clave de su operativo. Sin embargo, mientras se organiza toda esa infraestructura, Madrid sigue a la cola del ránking de vacunas administradas (78%, dato que solo empeora el País Vasco) o en la vacunación de los mayores de 80 años que no viven en residencias (que arrancará el jueves).

Esa apuesta por las grandes infraestructuras está siendo muy criticada por los profesionales, que rechazan los vacunódromos y reclaman que se implique a los 266 centros de Atención Primaria que vertebran la atención sanitaria de la región.

“El plan de vacunación es un auténtico desastre. Hay una clara descoordinación. Los anuncios se hacen sin que los profesionales sepan nada. Seguimos sin saber quién va a vacunar y cómo”, ha lamentado Julián Ezquerra, secretario general de la Asociación de médicos y titulados superiores (Amyts), subrayando que los profesionales no han recibido ninguna instrucción sobre cómo se va a articular la vacunación de los mayores de 80 años.

Pese a esas quejas, los planes del Gobierno regional siguen adelante. Este martes se empezará a vacunar en el hospital Isabel Zendal, donde hay convocadas 400 personas, entre personal de Sanidad exterior, AENA, inspectores de salud pública, médicos forenses, veterinarios, estudiantes de ciencias de la salud o cuidadores de menores infractores.

El jueves, se empezarán a administrar 50.000 dosis a mayores de 80 años, a las que se añadirán otras 80.000 la próxima semana. Y ese mismo día, cuando también se empezará a inyectar a profesores menores de 55 años, se activará el Wanda Metropolitano para vacunar a policiales locales, bomberos y miembros de los equipos de protección civil. Posteriormente se añadirán a la infraestructura de vacunación el Wizink Center y el Palacio de Vistalegre.

Leave a Reply