Las noticias

Desfachatez

El presidente de EE UU, Donald Trump, en Charlotte (EE UU), el pasado 2 de marzo.El presidente de EE UU, Donald Trump, en Charlotte (EE UU), el pasado 2 de marzo.Evan Vucci / AP

En los últimos meses hemos aprendido muchas palabras nuevas, pero la pandemia ha revalorizado otras muy antiguas. Desfachatez, por ejemplo. Cuando ya sabíamos que el redemsivir fabricado por los laboratorios Gilead —¿se acuerdan de El cuento de la criada— no había demostrado eficacia en estudios clínicos independientes, Trump firmó con pompa y ceremonia la autorización de su uso en los enfermos más graves. La presentó como una de sus medidas para impulsar la reactivación de la economía y no pasó nada. Desde la aparición del virus, yo pensaba que el laboratorio que desarrollara un tratam…

Leave a Reply