Las noticias

Defensa estudia crear una medalla de la campaña contra el coronavirus

Nada que ver con el acto del 1 de mayo, cuando decenas de sanitarios se aglomeraron en torno a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, sin respetar las distancias mínimas de seguridad. La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha recorrido este lunes ya casi vacíos los pabellones del recinto ferial de Madrid (Ifema) que hace dos semanas albergaban el mayor hospital de España. Le han acompañado algunos altos cargos de su departamento y el exdirector del hospital de campaña, Antonio Zapatero, ascendido a viceconsejero de Salud Pública por Díaz Ayuso para llenar el hueco dejado por la dimisión de Yolanda Fuentes.

Robles ha querido que lo que inicialmente iba a ser un homenaje a los miembros de las Fuerzas Armadas que participaron en la puesta en marcha del improvisado hospital, se haya convertido finalmente en un homenaje al personal sanitario, a los trabajadores sociales o a los del Samur, que hombro con hombro con los militares han luchado por contener la pandemia. La ministra de Defensa ha apelado al “espíritu de Ifema”, símbolo de solidaridad, generosidad y trabajo conjunto, y ha llamado a no bajar la guardia porque “todavía falta mucho por hacer”, aunque lo peor se haya dejado atrás.

De hecho, el Ejército se ha retirado este lunes de los puestos fronterizos con Francia y Portugal, en cuyo control colaboraba con la Guardia Civil, y la cifra de efectivos implicados en la Operación Balmis, que coordina las actuaciones de las Fuerzas Armadas contra el coronavirus, ha sido la menor desde que se inició el estado de alarma: 715.

El Ministerio de Defensa está estudiando la creación de una condecoración de la Operación Balmis, similar a las medallas de campaña que se conceden a quienes participan en misiones en el extranjero. Será la primera medalla de campaña por una operación en territorio nacional.

El Grupo Popular ha presentado una Proposición No de Ley (PNL) en la que pide que se cree esta medalla, cuyo valor es eminentemente simbólico, pues no lleva recompensa económica y apenas cuenta para destinos y ascensos. Fuentes militares matizan, sin embargo, que hace tiempo que el Estado Mayor de la Defensa estudia la propuesta. El problema es delimitar quiénes son acreedores de ella, pues la mayoría de los miembros de las Fuerzas Armadas, de manera directa o indirecta, han colaborado con la Operación Balmis.

Más allá de esta distinción, que tiene carácter interno, Defensa busca la oportunidad de que, una vez que concluya el estado de alarma, la sociedad pueda homenajear a los militares. El desfile del Día de las Fuerzas Armadas, previsto a finales de mayo en Huesca, se tuvo que cancelar por la pandemia, y ahora los ojos están puestos en la celebración de la Fiesta Nacional, el 12 de octubre. Aunque en esta vez los militares deberían dejar un hueco para que desfilara el personal sanitario, que ha estado en la primera línea de batalla contra la covid-19.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply