Las noticias

Decretado el ingreso en prisión de un maltratador que fracturó el cráneo de su hija de 9 años en Móstoles

Un coche de la Policía Nacional, en una imagen de archivo. Un coche de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.KIKE PARA

La Policía Nacional detuvo el pasado 29 de mayo en Móstoles a un hombre como presunto autor de un delito de violencia doméstica y de género, lesiones y maltrato familiar después de que agrediera desde hace años a su mujer y a sus tres hijos. El hombre llegó a provocar una fractura en el cráneo a unas de las menores, de 9 años, y lo ocultó alegando que se había caído de un patinete eléctrico. Tras pasar a disposición judicial, se ha decretado su ingreso en prisión.

El suceso, que ha sido comunicado ahora por la Jefatura Superior de la Policía de Madrid, se remonta al pasado 13 de mayo cuando, según la versión del padre, la hija de 9 años se encontraba en su domicilio en Móstoles montando en un patinete eléctrico y se cayó al suelo, golpeándose fuertemente la cabeza. En un principio, según las manifestaciones de sus progenitores, la menor no presentaba lesiones aparentes, por lo que no le dieron importancia. Sin embargo, alrededor de las tres de la mañana, la madre escuchó unos sonidos en la habitación de la niña, a la que, según su relato, encontró inconsciente en su cama. Entonces avisó a los servicios de emergencia.

La niña fue trasladada al hospita y operada de urgencia debido a la gravedad de la lesión que presentaba, según detalla la nota de la Jefatura Superior de Policía. La Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Comisaría de Policía Nacional de Móstoles tuvo conocimiento de los hechos el pasado día 16 de mayo, tras recibir un escrito de carácter urgente, del juzgado de guardia de Móstoles, que ordenaba una investigación para esclarecer los hechos que pudiesen haber provocado las lesiones que la menor presentaba, tras haber sido informados por el hospital.

Cuando los investigadores se entrevistaron con los padres, ambos mantenían la misma versión de los hechos, que había sido una caída fortuita mientras la niña montaba en patinete en casa. Para los agentes el relato resultaba “confuso y algo inverosímil”, según la Policía. En el desarrollo de la investigación la madre se derrumbó y confesó que había sido su pareja y padre de la niña quien le había causado las lesiones, tras golpearla. Además, dijo a los agentes que su hija era víctima de agresiones físicas por parte de su padre desde hacía varios años, al igual que ella y sus otros dos hijos.

La progenitora detalló que mientras se encontraba en la cocina, escuchó discutir a su pareja con su hija y pudo oír un fuerte golpe. En el salón vio a su hija tirada en el suelo, llorando y tapándose la cara con una mano. Acto seguido su pareja se llevó a la niña a la habitación y la dejó allí sin permitir que la madre fuera a verla, según relató la madre, que explicó que tuvo que esperar a que su pareja se durmiera para poder comprobar el estado de su hija. Cuando entró en el cuarto observó que la pequeña se encontraba inconsciente y avisó a los servicios de emergencia.

Leave a Reply