Las noticias

De los muñecos Funko Pop de Edurne a los cómics de Santiago Segura: las colecciones de los famosos

Como a muchas otras personas, a los famosos también les gusta hacer colecciones, ya sean de muñecas, complementos, muebles, tebeos o cualquier otro objeto digno de convertirse en una valiosa pieza. Algunos incluso comparten sus preciados objetos a través de las redes sociales.

Edurne

El confinamiento está permitiendo descubrir nuevos aspectos de la vida de los famosos. Edurne ha desvelado a través de su cuenta de Instagram su colección de Funko Pop, unos muñecos inspirados en series, películas y personajes de animación. La cantante posee más de 200 y comparte algunos de ellos con su pareja, el futbolista David de Gea. “Yo empecé por los normales. El primero fue Rapunzel, que me lo regaló un amigo, y el segundo el de Tyrion, de Juego de tronos”, ha explicado la extriunfita a sus seguidores.

Dani Martín

Tal es el fanatismo de Dani Martín por las gafas de sol que en 2012 diseñó unas con fines solidarios en colaboración con la marca Opticalia, cuyos beneficios se destinaron a la fundación Down España. El pasado mes de noviembre, el cantante mostró en su perfil de Instagram que ahora debe llevar monturas graduadas: “Toda la vida llamando gafotas a la gente, todo llega y parece que para quedarse”.

Pilar Rubio

Para Pilar Rubio las barbies son una pieza de colección desde que era una niña. Quería ser como la afamada muñeca, aunque rapaba la cabeza de algunas de ellas. La presentadora no es la única celebridad que colecciona estos juguetes. También el actor Johnny Depp, que ha adquirido hasta barbies inspiradas en Beyoncé y Lindsay Lohan.

Alaska

Muñecas, autógrafos, bolsas, cámaras polaroids… Alaska colecciona de todo, incluso fiambreras. Tiene más de cincuenta y las utiliza a modo de bolso. De hecho, la cantante se ha presentado a ciertos eventos con este colorido complemento metálico, ya sea con motivos de Frankenstein, Hulk o Hello Kitty.

Santiago Segura

A Santiago Segura le gusta leer cómics desde que era pequeño. El actor y director ha ido acumulando un gran número de ejemplares —le decía a su madre que iba al Rastro a vender algunos y volvía con más— y actualmente posee una de las colecciones más importantes de España.

Tom Hanks

La debilidad de Tom Hanks son las máquinas de escribir antiguas. El actor ya tiene más de un centenar y todo comenzó cuando compró una del modelo Hermes 2000. Pero no solo las colecciona, también escribe cartas con ellas y ha llegado a publicar un libro, Tipos singulares, con diferentes relatos en torno a esta máquina.

Amanda Seyfried

Que no engañe su cara angelical porque una de las pasiones de Amanda Seyfried son los animales disecados y tiene una gran colección sobre ellos. “Cuando la taxidermia se hace bien, es una obra de arte increíble”, aseguró la actriz en el programa The Jonathan Ross Show.

Whoopi Goldberg

Es de sobra conocido el amor de Whoopi Goldberg por los jerséis navideños. Pero lo que era más desconocido de la famosa actriz es su pasión los zapatos. Y cuanto más horteras, mejor. Los exhibe de vez en cuando ante sus seguidores de Instagram, que pueden apreciar modelos inspirados en películas de Disney, con mapas, flores o estampados estridentes. Incluso tiene un par de botines blancos con cabezas de muñecas en el tacón, diseñados por Jeffrey Campbell.

Martin Scorsese

Desde que era un adolescente Martin Scorsese ha coleccionado carteles de películas. El Museo de Arte Moderno de Nueva York expuso en 2015 más de una treintena de sus pósteres, seleccionados por el propio director. De esta forma, la pinacoteca agradeció la labor de Scorsese en la Film Foundation, una fundación que busca reparar celuloides de películas antiguas dañados por el paso del tiempo.

Brad Pitt

Brad Pitt es un amante del diseño y la arquitectura, lo que le ha llevado a atesorar una amplia colección de arte en metal: esculturas, joyas, muebles… El actor incluso diseñó una colección de muebles de lujo, en colaboración con el diseñador Frank Pollaro, especializado en el estilo Art Deco.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply