Las noticias

De Lady Gaga a Máxima de Holanda: las musas de Valentino en su álbum más personal

Valentino Garavani, el llamado último emperador de la moda, se ha convertido en símbolo de la elegancia atemporal, gracias tanto a él como a su firma homónima. Su estilo ha calado en todo el mundo, convirtiéndose en un referente gracias a diseños que han paseado por alfombras rojas, palacios reales, entregas de premios y bodas, muchas célebres bodas. Y en estos tiempos de confinamiento, Garavani ha querido recordar a sus fieles clientas, amigas, que le han ayudado a ser quién es.

Nacido en Voghera, una pequeña localidad lombarda cercana a Milán de apenas 36.000 habitantes, Valentino Clemente Ludovico Garavani cumplirá 88 años el próximo 11 de mayo. En enero hizo 12 años que dio un paso atrás en su firma, y que Maria Grazia Chiuri (que hace cuatro años se marchó a Dior) y Pier Paolo Piccioli (al frente de una firma a la que ha dotado de una segunda y laureada vida) se quedaron al frente. Sin embargo, su imagen ha quedado para siempre asociada a su marca, y él sigue manteniendo una íntima relación con muchas de esas clientas que hoy son amigas.

“En estos tiempos difíciles, cuando estamos lejos de nuestros allegados y seres más queridos, quiero celebrar la amistad, que hoy tiene un mayor significado que nunca”, escribe Garavani en tres publicaciones distintas, donde ha colgado un total de 30 fotografías. Unas imágenes en las que aparecen aristócratas y amigos menos conocidos para el gran público, pero también otros muy famosos. Su clan, sus embajadoras, sus musas, sus amigas.

En la primera foto de la primera galería aparece él abrazado a la actriz Anne Hathaway, a la que adora y de quien en alguna ocasión ha afirmado que es “como una hija”. Ella ha vestido en muchas ocasiones de Valentino, y de hecho llevó uno de sus clásicos vestidos rojos en los premios Oscar de 2011, a los que acudió del brazo del modisto. De Valentino iba a vestir también en los Oscar de 2013, donde se llevó la estatuilla por su interpretación de Cosette en Los Miserables, pero como otra actriz usó un diseño muy similar lo cambió en el último minuto por otro rosa de Prada. También ha llevado diseños del de Voghera en las galas del Museo Metropolitano de Nueva York en 2010, 2013, 2018… Y, por supuesto, en 2012 se casó con Adam Shulman vestida de blanco por Valentino.

Franca Sozzani, la fallecida directora de Vogue Italia, es también de las primeras en aparecer en la galería. Actrices como Joan Collins, Liv Tyler, Gwyneth Paltrow acompañada de sus hijos, cantantes como Lady Gaga o diseñadoras como Stella McCartney se dejan retratar en imágenes familiares, en fiestas o en el yate del cantante, como en el mismo barco se ve al exfutbolista Tommy Dunn y su pareja, la bailarina principal del Ballet de Nueva York, Tiler Peck.

También hay un par de representaciones españolas en el repaso de Garavani. Naty Abascal y él salen juntos en un retrato. Y también Rosario Nadal, exesposa de Kyril de Bulgaria, aparece en un par de fotografías del álbum, en una de ellas junto a la reina Máxima de Holanda. La argentina se casó con el príncipe Guillermo de Holanda en la catedral de Ámsterdam el 2 de febrero de 2002 vestida de Valentino, con un diseño de seda lisa cerrado al cuello. La reina de los Países Bajos ha confiado en el italiano para innumerables actos, recepciones y fiestas. Como también lo ha hecho Marie Chantal Miller, esposa de Pablo de Grecia, que también aparece retratada.

Las tops más famosas de las últimas décadas también desfilan por las fotos —todas en blanco y negro—de Garavani. Elle McPherson, con gafas de sol y la melena suelta en lo que parecen unas vacaciones. Naomi Campbell y Claudia Schiffer. Natalia Vodianova, retratada junto a Jennifer Lopez.

Garavani es uno de los últimos representantes —al menos públicos y reconocidos— de la jet set mundial, esa que esquía en Gstaad en invierno y navega por la costa italiana en verano. De hecho, su yate, el TM Blue One, ha sido el escenario desde el que ha querido homenajear a muchas de ellas en una serie de fotos en su perfil de Instagram, como a la estadounidense Olivia Palermo, fotografiada a bordo de lo que parece el yate del modisto junto a su marido, Johannes Huebl. También hay más socialités e influencers como Daphne Guiness, Bianca Brandolini, Lauren Santo Domingo.

Además de ellas, también hay aristócratas y amigos menos conocidos pero íntimos del diseñador. Entre ellos están el exmodelo y marchante de arte, además de exnovio de Madonna, Pierre Dalmant; la belga-griega Karina de Brabant; la consultora de moda Filipa de Abreu; la exmodelo chilena Doris Brynner, que fue esposa de Yul Brynner; la estilista neoyorquina asentada en Londres Elizabeth Saltzman; la directora de la editorial Vendome Press, Beatrice Vincenzini; el arquitecto e interiorista Tommaso Ziffer junto a Micaela Calabrese, propietaria de la marca y la tienda de accesorios romanos de piel Saddlers Union; o los brasileños Charlene Shorto y Carlos Souza, embajadores de la marca.

Por supuesto, no faltan en ese repaso a toda una vida de amistad y cariño el actual diseñador de la firma, Pierpaolo Piccioli, ni Maria Grazia Chiuri, que trabajó 17 años para la casa. Ni, cómo no, su socio y compañero desde hace años, Giancarlo Giammetti, su cara B, quien se ha ocupado de las finanzas, los números y de esa parte menos glamurosa que permite, precisamente, que el propio Valentino brille por sí mismo.

Leave a Reply