Lo último

David Gandy: “Las modelos tenían reconocimiento, pero nosotros no éramos más que figuras andróginas”

Se arregla el pelo rápidamente, de pie, ante el espejo. Él solo. “¿Necesita agua? No, así está bien”, cavila para sí sin que nadie se tenga que molestar por él. Si en algún momento hemos pensado que la verdadera belleza debe pasar siempre por la humildad, David Gandy podría ser la mejor prueba de ello. Está en Milán para presentar la campaña de la nueva colección de gafas de Dolce & Gabbana y, para este modelo nacido en 1980, esta cita es como estar otra vez con la familia. “En las fotografías de Mariano Vivanco [autor de la campaña] está todo lo que siempre me ha gustado de la marca: la tradición, la pasión por Sicilia, la costura”, señala. Se queda con “esa idea original que Dolce & Gabbana han sabido sacar adelante como nadie”, dice, y que ahora aflora también en la nueva colección de gafas: “Son versátiles, adecuadas para cualquier situación”.

“No me gusta que me definan como antieuropeísta solo porque amo Inglaterra”

Aunque hoy parece evidente que este inglés criado en Essex estaba destinado a convertirse en una celebridad, en realidad todo empezó por casualidad, como tantas otras veces, gracias a un concurso para modelos organizado por el programa This morning, de la cadena ITV. “La campaña de Steven Meisel es la que recuerdo con más cariño, y luego la del perfume para hombre Lightblue en 2006, con Mario Testino”. Una historia de amor y regreso, “como las que suceden en todas las grandes familias que están unidas, aunque no siempre estén cerca físicamente, porque se instaura una conexión profunda”, apunta. Es lo que ha ocurrido con los dos diseñadores, para quienes es, junto a la modelo italiana Bianca Balti, su rostro favorito. “Tienes la sensación de que, a pesar del tiempo y pase lo que pase, siempre habrá una relación estrecha entre nosotros. Es como un hilo invisible”.

Pero Gandy se ha convertido en algo más que una foto fija con el fondo de los Farallones de Capri. En paralelo, ha llegado a ser empresario y un orgulloso embajador de la cultura de su país, donde tiene numerosas inversiones. “No me gusta que me definan como antieuropeísta solo porque amo Inglaterra”, advierte. Gracias a su empeño y perseverancia, ha conseguido presentarse en todo el mundo como alguien diferente.

Al modelo inglés le apasionan los deportivos, pero se mueve igual de rápido por el cambio climático, vestido, eso, sí, de Dolce & Gabbana.Al modelo inglés le apasionan los deportivos, pero se mueve igual de rápido por el cambio climático, vestido, eso, sí, de Dolce & Gabbana. Foto: STEFAN GIFTTHALER

“Para los modelos masculinos, la industria de la moda siempre ha sido un mundo difícil. Las modelos tenían un reconocimiento, mientras que nosotros no éramos más que figuras andróginas”. Por eso entendió que para cambiar la percepción que el público tenía de su oficio no bastaba la belleza. “No somos y nunca hemos sido maniquíes mudos. Los que tenían voz conseguían hacerse oír. Pero para que alguno de fuera los escuchara había que trabajar duro”. Entender que el estilo contaba más que una buena presencia y convertirlo en una “cuestión de individuos, para emerger como personas con una historia, con inspiración, sobre todo en estos tiempos de gratificación instantánea”.

Su perfil de Instagram es un compendio de todas sus pasiones, desde el Porsche 356 de 1965 y el Jaguar XK120 recién restaurado (no es casualidad que de pequeño soñara con ser piloto) hasta su hija Matilda, pasando por los animales. “Lo que ocurre es que los tiempos siguen cambiando y, aunque las personas están cada vez más encerradas en sus dispositivos, se han dado cuenta de que ha llegado el momento de moverse por las cosas realmente importantes, como el cambio climático, también a través de las redes sociales”.

Pero la acción de Gandy tiene lugar dentro y fuera de la pantalla, ya que desde hace años se dedica a las obras benéficas, igual que hizo en su época su ídolo, Paul Newman. “Más que un hombre guapísimo, bueno, apasionante y apasionado, fue, al igual que Steve McQueen, fue una de las personas más interesantes del mundo. Y llegados a ese punto, ya no es una cuestión de estilo, sino de la impresión que dejas en los demás”. Aunque sea por medio de algo tan sencillo como un par de gafas. “El secreto es vivir siguiendo tus pasiones. E intentar dejar el mejor recuerdo posible”.

En estos tiempos de confinamiento no es tan sencillo conseguir ICON como siempre. Por eso, el número de abril ya está disponible en formato PDF, y es descargable de forma gratuita haciendo clic aquí.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply