Lo último

Cuarentena con Milton Nascimento, por Fernando Trueba

En una ocasión entrevisté a Milton Nascimento y me contó la siguiente historia: cuando vio de joven en un cine de Belo Horizonte Jules et Jim, de Truffaut, salió tan impresionado que esa noche no pudo dormir, tenía que hacer algo importante en su vida, algo que emocionara a los demás, y escribió tres canciones en una noche.

Esas canciones formarían parte de su primer disco, Travesía, un clásico que suena como si lo hubieran grabado ayer, con arreglos del gran Luiz Eça, el virtuoso pianista y líder del Tamba Trio.

MÁS INFORMACIÓN

Milton es un caso aparte en la música brasileña, su voz es uno de los más bellos y extraños instrumentos que pueden oírse, sus canciones son íntimas o épicas, alegres y misteriosas. Puede decirse que Elis Regina fue su descubridora al grabar algunos de sus temas.

Musicalmente, Milton posee un universo propio que ha atraído a músicos de todas latitudes, pero especialmente a los jazzistas. Sarah Vaughan lo invitó a participar en I Love Brazil y Brazilian Romance y Wayne Shorter en Native Dancer. Charlie Rouse, el saxo de Monk, grabó Cravo y canela (Cinnamon Flower) y Paul Desmond, el saxo de Dave Brubeck y autor de Take Five, le dedica un disco, From the hot afternoon. Desde Quincy Jones a Peter Gabriel, de Tony Bennett a Barenboim, de Paul Simon a Duran Duran, han grabado músicas de Milton. Hasta Björk!

Aquí va mi personal selección de Milton. Espero que os guste.

Escucha directamente en Spotify esta y otras playlists de EL PAÍS

Leave a Reply