Lo último

Cuarentena con Charles Lloyd, por Fernando Trueba

Hace unos días, comencé una de estas listas con la suite Forest Flower de Charles Lloyd, que fue un éxito inaudito en su día para las cifras de ventas del jazz (más de un millón), al nivel de Kind of Blue, Take Five y alguna que otra excepción.

Lloyd decició dar la espalda al éxito y estuvo una década retirado, dedicado a la meditación, y apenas grabó, salvo discos como Waves, en la línea de su nueva vida.

MÁS INFORMACIÓN

Parece ser que quien le convenció de abandonar su retiro fue un niño prodigio de 18 años, el pianista Michel Petrucciani, que se lo llevó de gira.

Cuando, en los ochenta, Lloyd volvió a grabar con regularidad, hizo una serie de discos para el sello alemán ECM que son verdaderos clásicos. En su “tercer acto”, Lloyd conserva lo mejor de sus dos vidas precedentes.

Para interesados en Lloyd y su música recomiendo el documental Arrows into Infinity.

Escucha directamente en Spotify esta y otras playlists de EL PAÍS

Leave a Reply